Sentimiento, mente y corazón en común

Pregunta: Supongamos que por algún tiempo durante los cursos sobre la educación integral las personas se “sazonan” dentro del grupo, estudiando la teoría y haciendo ejercicio prácticos. Pero naturalmente, llega el tiempo en que la persona tiene que estudiar la integralidad, y salir al gran mundo, por así decirlo.

Respuesta: Para aquello nosotros gradualmente empezamos a  unir y a consolidar los grupos, llevándolos a la televisión, a discusiones en redes virtuales. La educación integral, el estudio de la conexión integral continua prácticamente a través de toda su vida hasta que uno alcanza el último nivel de armonía en la sociedad humana y en la naturaleza.

Es por esto que la consolidación gradual de los grupos requiere tal estado en el que la persona se sienta igualmente incluida y conectada con absolutamente todos los niveles de la humanidad y sienta a toda la humanidad dentro de sí. Cada uno de nosotros se siente como si existiera dentro de una sociedad “redonda”, que no está clasificada por ningún nivel como el nivel emocional, el coeficiente IQ, o algún otro criterio, en otras palabras, en una sociedad que se encuentra independiente  de cualquier parámetro innato que aún no somos capaces de trascender.

Dentro de una sociedad integral, esta inclusión mutua asume tal desarrollo de la persona que él o ella es capaz de usar la mente y sensaciones de otro, y a través de su actitud hacia los demás esta persona se incorpora a sí misma en ellos y empieza a usar estos recursos “exteriores” como suyos propios. En este momento, el “Yo” personal desaparece en el sentido de que surge un sentimiento, razón y corazón común. Y esto es como si la persona se conectara a esta imagen virtual total unificada llamada “Adam”. Entonces todas las diferencias entre las personas gradualmente se nivelan.

Estas van a ser exactamente las condiciones sobre las que sólo puede soñar la humanidad: Todos tienen que ser iguales, todos tienen que vivir en las mismas condiciones, estados, etc. Es decir, cada uno de nosotros  extraerá de una mente y sensación únicas, tanto como uno sea capaz y tanto como uno lo desee.

Al mismo tiempo, nadie sentirá necesidad ya que todo será provisto para todos, la gran mente y el gran corazón que están relacionados con todos.

(65664 – De una “Charla sobre educación integral” del 12/13/11)

Material relacionado:
¡Inclúyete en los deseos y pensamientos comunes!
Sensaciones equilibradas por medio del conocimiento
Todas las interacciones suceden en el interior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: