Siempre es más oscuro antes del amanecer

Existen diferentes materiales, por ejemplo la pasta, el barro o el mármol, y son lo que nosotros hagamos de ellos. En “Safra Detzniuta” existe el ejemplo de un agricultor que llega a la ciudad y se sorprende al ver en el mercado bizcochos, pretzels, galletas y otros productos horneados, fabricados de la misma harina que él produce.

Según la evolución, el contacto con la Luz Superior manifiesta muchas formas diferentes, pero el material que contienen estas formas se mantiene igual, y es el deseo de recibir. Así que nunca hay ninguna restricción sobre el deseo propio. No hacemos nada en absoluto con eso; nuestras acciones son únicamente con respecto a las formas.

Ahora nuestro deseo tiene una forma egoísta que está dirigida hacia el objetivo de la creación. Así que tenemos que restringir esta forma, pero no el deseo. Sólo de esta manera recibiremos una nueva forma correcta y seremos capaces de utilizarla como nos plazca.

Otro problema es que tenemos que estar de acuerdo con el hecho de que recibimos formas malas y corruptas. Está escrito, “el corazón de un hombre es malo desde su juventud”. El Creador por su parte, creó la inclinación al mal, y tenemos que demandar que podamos avanzar hacia la bondad.

Por lo tanto tenemos que demostrar mucha moderación, ser tolerantes hacia todas las formas a través de las cuales se realiza la corrección. Algunas formas son incluso peores que las anteriores, pero eso no significa nada.

La impaciencia, los arrebatos, los sentimientos negativos, el odio, pueden revelar cosas que nunca habíamos encontrado antes en nuestro camino hacia la meta. Baal HaSulam nos da el ejemplo de un fruto, que a medida que madura pasa por etapas que son opuestas a su forma definitiva. Se vuelve más ácido, más amargo, menos atractivo y sólo en la última etapa empieza a tomar su forma definitiva. Un mes antes de su maduración puede ser venenoso. Es como cuando la oscuridad se vuelve más intensa antes del amanecer.

Así que tenemos que ser muy pacientes con las formas intermedias; sirven para el desarrollo, aunque parezcan terribles. Apreciamos a la persona por sus esfuerzos, ya sea que hace o no todo lo que puede. El punto principal es que no deberíamos ser dañinos ni críticos, por lo demás podemos esperar.

Todos nuestros estudios, todos nuestros avances, toda la comprensión y el sentimiento no aparecen en los materiales, sino en sus formas. Esto es lo que estudiamos todo el tiempo. El deseo es irrelevante. Miro las formas y las diferencias entre ellas.

Estas formas nos llegan desde el Creador, desde la Luz, pero pueden aparecer en nosotros como positivas o negativas. Estamos entre dos formas contrastantes: el ángel de la vida y el ángel de la muerte. Estos dos ángeles son las primeras nueve Sefirot, y el material de nuestro deseo es Maljut. Recibimos las formas positivas de ellos en nuestro deseo y las negativas por necesidad y así avanzamos.

Una no puede existir sin la otra. Cada forma debe incluir las dos fuerzas que operan en la materia neutral del deseo de recibir, lo que significa que los dos opuestos cambian e influyen en los datos.

El deseo fue creado como “algo de la nada”, y estudiamos todo lo que está en él, todo pasa por el principio de la educación formal, de conocer las formas que vienen del Creador, de la Luz. Nunca estudiamos y exploramos la Luz en sí misma, sino las formas de la Luz sobre el material, el deseo; igual que no sentimos la electricidad, sino lo que trae consigo, que puede ser medido y estudiado.

Finalmente, nunca entendemos el fenómeno en sí mismo, y no sabemos qué es el deseo de recibir en sí mismo. Sólo entendemos sus reacciones a la Luz y así aprendemos acerca de la influencia de la Luz en el deseo, cuando deducimos uno del otro.

(64678 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 29 de Diciembre del 2011, “La Libertad”)

Material Relacionado:

El amanecer de un nuevo mundo
El significado espiritual de luz y oscuridad
“Déjame ir, pues ya ha amanecido”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: