Un formato de petición para el Creador

Cuando leemos El Libro del Zóhar, debemos aclararnos de todas las maneras posibles y especialmente en nuestros pensamientos e intenciones, que ahora estamos entrando a la habitación donde podemos preguntar y recibir, si lo que pedimos es lo correcto. La persona debe sentir que se le está dando la oportunidad de entrar y decir solo una frase. Si no puedes despertar a quien esté en la habitación y de quien depende tu destino, perderás la oportunidad y no tendrás otra oportunidad. Si la persona se siente así, aun más oportunidades, esto puede ayudarle.

Entonces debemos saber:

  1. Todos los cambios que tenemos que desear primero, son cambios por el otorgamiento y amor a los demás y de allí al amor por el Creador.
  2. Todas los cambios son llenados en nosotros solo por la fuerza superior que puede influenciarnos y llevar a cabo los cambios solo si nosotros los queremos y solo tanto como podamos querer el nivel sobre nosotros.

No entendemos estos cambios aun, y no los queremos completamente por que estos cambios son hacia el otorgamiento y amor a los otros. Sin embargo, yo trato tanto como pueda. Debo creer que si mi petición es la correcta, estos cambios inmediatamente se realicen en mí.

Entonces tenemos que imaginarla y sostenerla mientras leemos El Zóhar, mientras estamos en la petición, en una oración, en sumisión y anhelo, como una plegaria antes de la plegaria, nosotros esperamos que nuestra petición asuma la forma correcta. Si no se cómo pedirle a Él, le pido que me ayude a saber cómo pedírselo.

No puedo decirle a Él: “estoy pidiendo pero no sé cómo, así que ¡hazlo!” Esto no funcionara. Él no puede hacer esto, porque mí petición tiene que ser correcta. De otra forma no tengo donde recibir la corrección. Esto significa que no puedo rogar media petición para que Él me corrija de acuerdo a esta media petición. Puedo pedirle a Él que corrija mi petición a medias y que la haga una petición completa, y solo entonces vendrá la corrección. Esto es llamado “una plegaria antes de la plegaria“.

Supongamos que llego con mi patrón y tengo que llenar una forma en la cual hay muchos puntos. Aunque tengo buena relación con este patrón y todo está abierto ante mí, él aun me dice cómo llenar la forma. Cuando la lleno, veo la correcta actitud que se necesita para que pueda recibir lo que quiero y él me lo da.

Primero pensé que él estaba listo para darme esto desde el fondo de su corazón sin ninguna condición previa. Pero este no es el caso. Tengo que aclarar en esta forma porque, para que, cuanto, cuando, como y de quien recibo, y así. Todo debe estar organizado por que así Él estabiliza correctamente el receptor para que reciba.

(65305 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 4 de Enero del 2012, El Zóhar)

Material Relacionado:

¡Dame lo que deseas para mí!
Oren por el poder interno del otorgamiento
Diferentes en la corporalidad, pero iguales en la espiritualidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: