Un nuevo paradigma del Universo

El desarrollo actual de la humanidad nos lleva a una conclusión muy interesante: Si previamente hemos dedicado, por lo menos diez horas al día al trabajo, hoy en día nuestra actitud hacia el tiene cambiar desde su misma raíz. No deberíamos buscar trabajo. Cada persona tiene que trabajar sólo en la medida necesaria para asegurarse una calidad de vida digna y normal.

Este no es un mínimo absoluto, sino precisamente, un estándar aceptado como necesario. No nos esforzamos para conseguir por encima de este nivel, porque entendemos que esta es la única manera de entrar en equilibrio con la naturaleza que nos rodea. Un equilibrio entre la fuerza de recepción y la fuerza del otorgamiento (la cantidad que cada uno recibe de la sociedad es la cantidad que uno le devuelve a ella) equilibrará nuestra comunidad humana en relación con la naturaleza.

Como consecuencia, una gran cantidad de tiempo del trabajo de las personas será liberado. El vacío resultante tiene que ser llenado a través del logro de esta gran armonía. La persona tendrá que desarrollarse mediante la interacción y unión con otras personas. Y el hecho de que, de siete a ocho horas al día la gente se encuentre liberada y que permanezcan sin llenado, es algo que ha sido puesto en marcha con antelación por el programa de la naturaleza. No es accidental que hayamos desarrollado nuestra tecnología, las comunicaciones, el comercio internacional y los servicios de tal manera que podamos, mientras se trabaja literalmente dos horas al día, satisfacernos nosotros mismos con todo lo necesario.

Esto está establecido por la naturaleza, y tenemos que verlo como una realidad objetiva. El tiempo libre está destinado específicamente para que podamos traernos hacia el balance necesario. Una vez realizado, revelaremos un nivel completamente nuevo de existencia en la naturaleza: el nivel de su plan, del gobierno superior. Empezar a sentir la mecánica que gobierna el universo entero, incluidos nosotros.

Debemos explicar esto a la gente y por una cierta cantidad de tiempo conducirlos hacia la nueva perspectiva de vida. Este es el paradigma moderno que la gente necesita entender y al que acostumbrarse. Ellos necesitan cambiar absolutamente todos sus pensamientos, planes, la actitud hacia la vida, el mundo, y todo lo demás. En otras palabras, el ideal más importante, el valor más supremo deberá ser el “nosotros”, el logro de la unidad entre nosotros y el equilibrio con la naturaleza.

(64121 – De una “charla sobre educación integral” del 12/12/11)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: