Una solución simple a los problemas económicos

La economía es una ciencia sobre las relaciones egoístas que hoy está transformándose gradualmente en una especie diferente de economía, la economía de las relaciones altruistas.

Cuando resolvemos los problemas económicos de nuestra familia, por lo general nos sentamos alrededor de la mesa con nuestros cónyuges e hijos y pensamos juntos cómo usar mejor nuestro limitado presupuesto. Tenemos en cuenta las necesidades de cada miembro de la familia: el más joven quiere un juguete, el niño mayor quiere asistir a clases, las personas de mayor edad requieren medicamentos, tenemos que comprar comida, y así sucesivamente…. Estructuramos nuestro presupuesto de acuerdo a las necesidades de todos. Tenemos que organizar el presupuesto del mundo de la misma manera.

En general, aportamos a nuestras familias todo lo que ganamos, no separamos de forma automática una parte del sueldo exclusivamente para nosotros, por ejemplo, no apartamos desde el principio bien el 30% de nuestros ingresos regulares para nuestro propio como lo hacen las empresas.

Digamos, una fábrica produce tazas y las vende a $ 10.00 cada uno; el propietario se queda con $ 5.00 para él, y el resto cubre los salarios y otros gastos de producción, amortización, seguros, etc.

¿Por qué gana el dueño $ 5.00 por taza por encima de todos los demás? Él debería recibir el mismo salario que todos los demás. Estamos en un único sistema en el que todos deben recibir en la misma proporción e interactuar con los demás de una manera justa.

Si nos atenemos a este plan, cada elemento costará un 50% menos porque el precio de todos los componentes también bajaría, la maquinaria, los materiales, el transporte, etc. ¡Cada persona recibirá un salario digno para mantener una forma de vida decente, este no va a ser ni cercano a un sueldo miserable!

Un enorme superávit de bienes y recursos surgirá en el mundo. Cada año, la humanidad está desechando mil quinientos millones de toneladas de buena comida. ¡Eso sería suficiente para alimentar a otra Tierra!

Resulta que nuestras equívocas relaciones egoístas traen desequilibrio a todo el globo. Si nos esforzamos por mantener el equilibrio en las relaciones entre nosotros, entonces, de manera natural, esto dará lugar a valores de paz y armonía, y terminaremos con un gran exceso de materiales y de recursos naturales. Dejaremos de gastar los recursos del planeta y dejaremos de comer frutas y verduras cultivadas químicamente, porque todos los sistemas estarán en equilibrio.

No tenemos que intensificar la industria. Es suficiente que corrijamos las relaciones entre nosotros para proveer al mundo con todo lo que necesitamos: comida, ropa, vivienda, etc., todo ello en un nivel normal. Llegaremos allí cambiándonos a nosotros mismos, elevándonos del nivel egoísta al altruista.

En el pasado, esto sonaba a ciencia ficción: La Ciudad del Sol, comunismo, utopía, etc., pero hoy no tenemos otra opción. La naturaleza nos obliga a actuar de manera consecuente.

(61421 – De una “charla sobre el  mundo integral” del 10/20/11)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta