Ven a la lección para alcanzar la fuerza de la corrección

Hay muchas maneras de comprobar nuestro deseo en el que toman lugar todas las aclaraciones: “¿Para qué? ¿Por qué? ¿De dónde viene y hacia dónde lleva? ¿Por qué medios puedo avanzar? ¿Cómo puedo yo comprobar si mi meta es la correcta? ¿Cuáles son mis verdaderas intenciones? ¿Podría ser que simplemente sea mi deseo egoísta e intereses personales los que me atraen de manera natural, y que me repele todo lo que está en contra de ellos?”

Aquí se necesita un examen muy riguroso y minucioso. Al mismo tiempo, debemos tener cuidado de no estar demasiado absortos en estas aclaraciones porque son sólo parte de mi trabajo, sólo la mitad del “medio Shekel“, que es mi parte. La otra mitad debe ser expresada en la acción. La acción es estudiar junto con el grupo, sentir a los amigos, y examinar durante el estudio: ¿Es esta en la misma línea de pensamiento de todos los demás, está en contacto con el maestro y el grupo?

La segunda mitad del “medio Shekel” termina cuando la persona recibe el cambio desde Arriba. Todos nuestros esfuerzos deben terminar en el alcance de una deficiencia abierta que espera la salvación de Arriba, como la Nukva, el deseo femenino que se abre para recibir la corrección.

De esta manera debemos prepararnos para la lección. Aquí mucho depende de la grandeza de la fuente de la que recibimos este otorgamiento, de la inmensa altura del Libro del Zóhar y sus autores. El mecanismo que opera en El Libro del Zóhar es el mundo de Ein Sof, porque éste pasa la Luz superior desde la cabeza de Zeir Anpin, de la Luz de Ein Sof.

Si la persona trabaja en todos los niveles: en sus sentimientos, en su conexión con el grupo, con el maestro, con el estado del mundo, con los sistemas de los mundos, con la fuerza superior, y los conecta todo con el mecanismo único que opera ahora, entonces hay esperanza de que su despertar y su acción evoquen un despertar desde Arriba. Y su oración (MAN) atraerá la respuesta (MAD) desde Arriba.

La oración (MAN) (Mei Nukvin, las aguas femeninas) es el deseo, la deficiencia. La respuesta que viene de Arriba es MAD (Mei Dhurin, las aguas masculinas), el poder para vencer. Tenemos que sentir que volteamos el estado débil, sin sentido, y defectuoso hacia el otorgamiento, la energía, y la corrección, y sentir dentro de nosotros cómo nuestro MAN se convierte en MAD.

(66049 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/1/12, El Zóhar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta