Viendo el mundo a través del deseo

Cuando llegamos a la sabiduría de la Cabalá a través de diferentes eventos en nuestras vidas, pensamos que el mundo espiritual tiene una forma externa, similar a este mundo donde hay diferentes objetos que tienen un volumen, y que hay movimiento y tiempo aquí. Así es como la persona imagina el mundo espiritual, basado en las impresiones que tiene de este mundo el cual está acostumbrado a ver, lo cual quiere decir, que está acostumbrado a la sensación. Él piensa que puede sentir el mundo espiritual de esta manera.

En el estudio de la sabiduría de la Cabalá, estudiamos la “percepción de la realidad” de acuerdo a la cual toda la imagen de la realidad es revelada dentro de nuestro deseo. Todas las imágenes que vemos y la sensación de movimiento, espacio, tiempo, y volumen son todos discernimientos del deseo.

Un cierto deseo nos da una sensación del tiempo, otro deseo nos da una sensación de cambio, y un tercer deseo nos da una sensación de volumen, y así en adelante. Colores, sonido, altura, y ancho son todos diferentes deseos o vectores que juntos trazan el mundo para nosotros, tanto este mundo como el mundo espiritual.

La única diferencia es que en nuestro mundo, imaginamos estar entre figuras que realmente existen en el exterior mientras que en el mundo espiritual, sentimos y entendemos que nuestras fuerzas internas son aquellas que crean la realidad dentro de nosotros. Sentimos y entendemos esto de acuerdo a nuestro control sobre esas fuerzas o deseos.

Si yo no controlo las fuerzas de mi propio deseo, entonces esas fuerzas parecen externas como si no estuvieran bajo mi control. Sin embargo, si comienzo a controlarlas con la ayuda de la restricción y los Masajim (pantallas), entonces como resultado de mi intento de controlarlas, las revelo como fuerzas internas bajo mi control.

Así, gradualmente comenzamos a percibir el mundo en su forma verdadera hasta que incluso este mundo que acostumbramos ver como externo se siente más como un mundo interno que está dentro de nosotros. Entonces, entendemos cómo veían la realidad los escritores del Zóhar, cómo sentían la realidad, y cómo nos comunican esto cuando la describen en palabras de este mundo, en términos cabalísticos, en el lenguaje del Midrash, o leyendas.

En realidad, todo aquello de lo que hablan es acerca de las fuerzas y deseos internos de la persona dentro de los cuales la Luz trae todas las formas e impresiones. Se trata sólo de cómo son impactados los deseos por la Luz.

(65441 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/5/12, El Zóhar)

Material relacionado:

La ciencia acerca de uno mismo
Conectándose a la percepción espiritual
Sobre la olas de la percepción espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta