Completando la creación del Creador para Él

Pregunta: ¿Cual es un buen indicador de que estamos en nuestro camino?

Respuesta: Un buen indicador es que uno descubra la deficiencia con la que está construido el Kli (vasija) espiritual. Como está escrito: “Dios lo completará por causa mía”. Esto significa que, en respuesta a esta deficiencia, llegará de verdad el atributo del otorgamiento. A través de ella, será llenado nuestro Kli espiritual.

Se nos dio el primer Kli, HaVaYaH, sobre el cual se dice, “Yo, el Señor, no cambio (Ani HaVaYaH lo Shiniti)”, “Yud, Hey, Vav, Hey”, o las cuatro fases de la Luz directa. Podemos expandirlas sólo al alcanzar la raíz a través del ápice de la “Yud” por medio del cual se llena toda la HaVaYaH según la misma medida en la que le abrimos a Ella el lugar del llenado, nuestra deficiencia.

El llenado se mide según la medida de otorgamiento que se adquiere por esta HaVaYaH (Yesod de Neshama, el fundamento del alma). El alma (Neshama) se llena con las letras: “Yud, Vav, Dalet” (la forma completa de deletrear la letra “Yud”), “Vav, Yud, Vav” (la forma completa de deletrear la letra “Vav”), “Jey, Yud” (la forma completa de la letra “Jey”), y así sucesivamente.

¿Cómo puede el Kli de HaVaYaH, el “esqueleto” del alma, ser llenado con letras? Después de todo, las letras son solo Kelim. ¿Eso quiere decir que solo me parece que yo lleno un recipiente con tazas vacías? ¿A esto se le llama llenado? ¡Yo quería ser llenado por la Luz! El otorgamiento que adquiere el Kli se llama específicamente la Luz. Esta lo llena, y no necesita nada más.

Por lo tanto, la adquisición de la deficiencia del deseo de otorgar es la preparación esencial de la persona misma. Cuando llegue el deseo de otorgar, llenará la vasija con el anhelo por el otorgamiento, por el amor. ¡No hay otro llenado: sólo este!

Cuando la persona es llenada con el atributo de otorgamiento, estudia al Creador, la fuerza superior, y se vuelve como Él. Es especialmente en este que ella siente el llenado, es decir, el llenado es el Masaj (pantalla) y la Luz retornante.

Para esto es la necesitamos, para prepararnos. Todo el trabajo es sólo con este propósito. El problema principal no es confundirnos ni reemplazar el llenado real del otorgamiento, el deseo de otorgar, el deseo de amar, con otros llenados. Ningún otro llenado es capaz de darnos nada más de esta vida corporal, que la “pequeña vela” y el despertar a la vida espiritual, es decir, una especie de luminiscencia débil que estimula el deseo de recibir y lo obliga a buscar un llenado real.

Por lo tanto, todo nuestro trabajo es buscar la deficiencia correcta, y gracias a ella, familiarizarnos con el Creador. Eso es lo que podemos añadirle a Su obra.

El Creador creó el deseo de recibir, y nosotros le agregamos a este deseo nuestra nueva forma corregida. Tomamos esta materia prima y esculpimos de ella lo que nos parece bueno y correcto. En consecuencia, nosotros completamos la creación.

(68034 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/30/12, Escritos de Baal HaSulam)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: