Convierte la chispa inicial en una combustión constante

Llegar a la meta se basa en el trabajo práctico de una sociedad, en un grupo.  El grupo está destinado a ser formado por personas que apuntan hacia la misma meta y reciben una aspiración natural hacia la revelación del Creador. De la misma manera, la Luz Superior, el Creador, da a estas personas un deseo de descubrir y acercarse a Él. Él los reúne en torno a su maestro y pasa este conocimiento a ellos para que alcancen la revelación de cómo realizar este deseo, con que el Creador los invoca.

El Creador crea todas las condiciones, da libros, un maestro, un grupo, y un deseo- todo a excepción de algo que debe venir de la persona misma, que necesita organizar todas estas condiciones, centrarse en sí mismo y dirigirse hacia la meta.

Los amigos ayudan a todas las personas a venir a las clases, a participar en el trabajo en grupo, el estudio, al igual que en estudios corporales regulares y grupos. Pero lo principal es que uno escucha que es imposible llegar a la meta con el mero deseo que se invocó por el Creador, ya que no es más que el 10% del deseo que se necesita para exigir la revelación.

Y usted tiene que obtener un deseo completo, perfecto, que se obtiene por la inspiración del deseo de los amigos por descubrir al Creador, al ver que ellos están dispuestos a revelar al Creador, por su hablar de ello, y al ver lo mucho que hacen y cuántos esfuerzos que ponen hacia esto. Todo esto inspira y evoca el deseo dentro de ti, porque por naturaleza, estamos hechos de esta manera.

Pero en el trabajo espiritual, una persona necesita hacer sus propios esfuerzos para considerar a sus amigos y ser inspirado e impresionado por ellos. Después de todo, puede desinteresarse de ellos y todo lo que hacen y todo su trabajo pasa desapercibido. Por el contrario, es posible que pueda prestar atención a cada pequeña cosa, se inspira en lo muchos esfuerzos que todos ponen en levantarse temprano para llegar a la lección a pesar de que es difícil para ellos, cuántos deseos extraños aparecen en ellos, pero ellos los superan todos heroicamente, como anhelan estar juntos, etc.

Por un lado, el grupo deberá abrirse y mostrar su fuerte deseo hacia la revelación del Creador y alcanzar la meta de la Creación. Esto inspira a una persona y le da ese deseo adicional que le falta. De hecho, obtenemos todos los deseos hacia el Creador, del entorno. El punto en el corazón es sólo una chispa inicial, que enciende todo este proceso, pero después tenemos que avanzar.

Hay trabajo aquí que debe hacerse por parte del hombre: rebajarse a sí mismo, y ver a los amigos más altos que a sí mismo. Hay trabajo que viene del grupo: mostrarse a sí mismos como grandes, excepcionales, y fuertes con respecto a todo el mundo. Este es el trabajo individual de cada persona y la obra del grupo en su conjunto. Tenemos que cuidar eso y no aceptar una actitud desdeñosa.
[69548 De la 1er parte de la lección diaria de Cabalá 12 de Febrero del 2012, Escritos del Rabash.)

Material Relacionado:

El exilio es la preparación para la revelación
La luz que surgirá de la chispa
De pequeñas chispas a la luz del otorgamiento ilimitado

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: