El alma se desarrolla más rápidamente en “condiciones civilizadas”

Pregunta: Si nuestro camino completo ya está predeterminado y no puede acortarse, ¿esto quiere decir que no puedo cambiar nada y que todo lo que puedo hacer es ir con la corriente?

Respuesta: Es imposible saltar grados y pasar por alto algunos estados de tú desarrollo. Sin embargo, puedes acelerar tú desarrollo mediante la aplicación de tú propio esfuerzo. El tiempo representa la velocidad con la que cambian los estados.

Si estás en un grupo y atraes una Luz que reforma más grande, entonces, en cada momento dado tú puedes percibir, alcanzar, comprender y reaccionar a nuevos estados. Puedes ir a través de estos estados mucho más rápido porque estás construyendo un entorno que te ayuda a sentir estos estados correctamente.

Si no estás haciendo esto, entonces te tomará mucho tiempo el poder comenzar a sentir, a entender y a reaccionar a tus estados. Después de todo, debes experimentar cada estado, pero sin esta inclusión no tendrás la vasija para revelar al Creador.

Como resultado de la aplicación de esfuerzo y de tratar de construir un entorno que te permita revelar tus estados, tú aceleras el tiempo y adelantas tú desarrollo. Es similar a la manera en que nos ayudamos a nosotros mismos a estudiar en este mundo, utilizando las gafas de lectura, aumentando la luz, con el uso de computadoras, impresoras y diversos vídeos y dispositivos de audio: Todo esto se realiza con el propósito de mejorar la información que se absorbe acerca del mundo y para desarrollarnos más rápidamente.

Basta con comparar esto con la vida de algunos pueblos primitivos en comparación con las naciones que tienen acceso al conocimiento y a la información, lo cual les permite avanzar rápidamente y crear varios dispositivos de apoyo.

Esto también se aplica al desarrollo espiritual. Nosotros creamos un grupo, estudiamos, escuchamos los consejos del maestro, y creamos un entorno adecuado. Todo esto se hace para que podamos analizar con mayor rapidez los estados que pasan a través de nosotros. Ahí yace el propósito de nuestro trabajo.

(70144 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 6 de Febrero del 2012, “Estudio de las Diez Sefirot”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: