Ensamblando al mundo partiendo de sus partes rotas

Nosotros no necesitamos corregir nuestra naturaleza interna; yo permaneceré así sin importar que haga conmigo mismo. No existe un mandamiento para corregir las cualidades animadas; estas no interfieren. En lugar de la fuerza de rechazo, yo necesito obtener la fuerza de conexión; eso es todo. Tengo que trabajar solo en el pegamento que conecta entre nosotros, no en mí mismo.

Es  por esto que todo nuestro trabajo está concentrado en el grupo, y la dirección puede ser solo conectar nuestra ruptura. Cualquier cálculo con respecto a la persona está prohibido. Existen muchos de aquellos que se sientan y se comen a sí mismos: “¿Quién soy, qué soy y porque soy así?” En el trabajo espiritual nadie está interesado en porque eres así y el Creador ¡tampoco está interesado!

Todos somos partes diferentes de un mecanismo: uno es una rueda dentada, el otro es un eje geométrico, el tercero es un filtro, el cuarto es una bomba, el quinto es un generador, etc. Todos permanecen internamente de la forma que eran; solo necesitamos ponerlas todas juntas en un sistema. Y tu estas sentado y llorando acerca de que está pasando dentro de tu bomba; no te preocupes, está perfectamente. Todo el problema es que no te conectas correctamente con los otros.

Esto es exactamente en la dirección opuesta al tipo de mundo que imaginas. Es por esto que todo el trabajo yace en conseguir amar a tu prójimo como a ti mismo, la gran regla; debes incluir a todos en un mecanismo, en un sistema.

(70811 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 17 de Febrero del 2012, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Un anhelo por el amor en lugar de sufrimiento y odio
Es mejor avanzar por voluntad propia que bajo los sufrimientos
El tiempo de la liberación espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: