Escapando de la “jaula” de los estereotipos

Pregunta: La mayoría de las personas son incapaces de expresar sus pensamientos y deseos. Simplemente tienen una colección de algunos “clichés” prescritos. La persona no piensa en la auto expresión y en vez de ellos está preocupada por evitar decir algo inapropiado.

En el curso de educación integral, ¿Podemos hablar acerca de lo importante que es la auto expresión interna ya que lo que sentimos, pensamos, y vemos, es más crítico que la colección de estereotipos y clichés?

Respuesta: Yo abordo el mundo viendo que todos tienen puntos ciegos: Las personas son antisociales, no quieren y temen abrirse porque de inmediato recibirán una reacción negativa.

A este respecto, necesitamos dejarlos en paz. Dejar que todos vivan “dentro de sí mismos” de la manera en que son. No necesitamos romperlos, no hay necesidad de arrastrarlos, mientras gritan y patalean, fuera de su “jaula”. Él no quiere salir, pero tú abres la puerta, la haces pedazos, y lo arrastras hacia afuera, mientras el pobre hombre se planta sobre sus talones y se niega a salir.

Esto no es bueno. A través de esto invocas resistencia, y las personas dejan de confiar en ti. Irrumpes en la vida privada de la persona sin mejorarla ni aligerarla, sólo haciendo esto más difícil. Esta persona se pasa toda su vida ocultándose, él o ella saben que abrirse significa hacerse vulnerables. Y aquí estás tú, presionándolos.

¿Qué es lo que se necesita hacer? Necesitamos crear un nivel integral común por encima de la persona, por encima de nosotros, y entonces seremos capaces de ascender pacíficamente hacia ello. Permanezco como soy con todas mis cualidades, pero al mismo tiempo me conecto con los otros en este nivel común. Puedo hablar del amor general, de la interacción general, y de la garantía mutua universal porque en este caso estas no son egoístas o personales para mí. Aún no estamos tocando el egoísmo.

Es como si los llevaras a una aventura en un helicóptero mágico y ellos participan en este juego. Están de acuerdo en ascender, en jugar, e interactuar. Esto no es forzarlos a abrirse y permitirse ser vulnerables; no representa una amenaza a su estrecho egoísmo interno.

Permíteles sentir gradualmente este estado, existir y permanecer en este por algún tiempo. Deja que sientan un poco la calidez en este, que se derrita, que se “expriman”, y “sondeen” el uno al otro, que entiendan que esto es posible. Entonces, desde dentro de este estado, comenzarán a influirse por su cuenta y verás que ellos son diferentes.

De pronto descubrirán que no necesitan cuidar de esta “jaula” en la que existen y dentro de la cual se ocultan constantemente de los otros; esto dejó de ser importante para ellos. Pero es algo que ellos decidirán por su cuenta.

Pregunta: ¿En ese caso acerca de qué debemos hablarle a la persona?

Respuesta: Acerca de la meta, acerca de lo que nos espera. Necesitamos exaltar la meta para que la bondad nos llame hacia adelante en lugar de que la maldad nos empuje desde atrás ¡Precisamente esto!

Las personas se desarrollan cuando las alimentas, cuando cuidas de ellas. Entonces comienza a “engordar” un poco, como un niño, y crece. Ellas requieren de las impresiones más amables posibles.

(69312 – De la “Charla sobre educación integral” # 8 del 14 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Las sociedades cerradas y la educación integral
Los alegres tormentos del nacimiento
La verdad desde la barriga

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta