Fe por encima de la razón

Tenemos un Kli (vasija o deseo) y el llenado se encuentra por encima de ella, no dentro de ella. La vasija se compone de piezas rotas que tenemos que pegar. Estas piezas son mis amigos, sin embargo, no son sólo sus cuerpos, sino el deseo de conectarnos entre nosotros. Debemos conectarnos, y según la medida en la que nos conectamos entre nosotros, en realidad realizamos y sentimos nuestra conexión, y por lo tanto alcanzamos el estado corregido.

Es de este modo que recibimos el deseo general de disfrutar: Nos unimos y recibimos el deseo del amigo, es decir, yo los siento dentro de mí, estoy impresionado por ellos, y los siento como míos. De esta manera yo “compro” los amigos y adquiero un mayor deseo. Todo esto lo hago racionalmente, “dentro de la razón”, como se nos dice: “Un juez sólo tiene lo que sus ojos pueden ver”. Este Kli se convierte en mi herramienta de trabajo, como un destornillador, alicates o un martillo.

Sin embargo, la Luz circundante (la Luz que reforma) se encuentra en un nivel más alto que yo. La Reshimó (reminiscencia) de la vestidura siempre se encuentra un nivel por encima de la Reshimó de Aviut (grosor): Dalet (cuatro) / Guimel (tres), Guimel / Bet (dos) y Bet / Alef (uno). Esta se encuentra “por encima de la razón”, según la medida en que le doy más valor a la Luz superior y me adhiero a ella por encima de mi intelecto, ya que es, después de todo, otro nivel.

Esto significa que el Kli tiene un mayor valor según la medida en la que hicimos más dentro del intelecto, con el fin de construirlo: nosotros nos conectamos entre nosotros, nos adherimos entre sí, pegamos juntos nuestro plato. Mientras que en la relación con el Creador, es preferible que Él incite más problemas, preguntas, miedos, pensamientos, dudas de Su providencia, y yo, a pesar de todo, lo respete y trate de adherirme a Él. Según la medida en la que mi fe por encima de la razón sea mayor, es más valiosa y me siento más atraído a un nivel superior.

Cuanto mayor sea la brecha, mayor es el delta (Δ – diferencia) entre la Luz, el Creador, y el Kli, el deseo. Es más respetable de esta manera. Constantemente debemos mantener esta relación y ver a los amigos como los más grandes de la generación. Tengo que sentir, entender y verlos sólo de esta manera.

Mientras que en relación con el Creador, todo es lo contrario. Cuantas menos dudas tenga en relación con los amigos, es mejor. Y cuantas más dudas tenga yo en relación con el Creador (y sin embargo, a pesar de eso, me sienta atraído hacia Él), es mejor. En relación con la Luz que reforma, no importa qué tan alto esté. Estoy dispuesto a adherirme a ella, a sentirse impresionado por ella, a ser asimilados en ella, por encima de la razón. Esto es así porque veo que la Luz que reforma otorgará sobre mí, me controlará y ejecutará cambios en mí.

Pero con todo lo que pertenece al Kli, es decir, con todo excepto con el Creador, yo tengo que aceptarlo por dentro de la razón, de la manera más clara, examinada y comprensiblemente posible.

Y así, el Creador se me revelará, cada vez más y más claramente dentro del Kli, y yo necesitaré ascender y desear ser más alto dentro de mi relación con Él, valorándolo aun más que antes.

(69840 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 15 de Febrero del 2012, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: