La corrección nunca es individual

Baal HaSulam, “Introducción al estudio de las Diez Sefirot,” Ítem 94: Está escrito: “Aquellos que Me buscan Me encontrarán.” Uno puede pensar que no se requiere aquí un esfuerzo especial, e incluso una persona pequeña que no está dispuesto a esforzarse de ninguna manera encontrará al Creador también. Pero los sabios nos advierten de no creer en esta interpretación. Por el contrario, el esfuerzo es esencial aquí, y si uno “no laboró y encontró, no lo creas.”

Si una persona camina sola, no tiene ninguna oportunidad de corrección en absoluto. Está escrito, “El grupo o la muerte.” Cuando la nación de Israel estaba ante el monte Sinaí, se les dio una condición: o se unen como un hombre con un corazón, o este será el sitio de su entierro. En otras palabras, si no se unen, nunca adquirirán la vida espiritual. Al menos una parte de la vasija debe ser corregida.

Podrían pensar, “¿Cómo es posible? Esto significa que todos deben estar corregidos ¿Sólo se espera de mí que corrija una cierta parte de la vasija común?

Solo nos parece que realizamos correcciones individuales. En realidad este proceso abarca a  todo el mundo, sólo que en parte de las vasijas (99.9%) la corrección sucede sin que se den cuenta, mientras que en la otra parte sucede conscientemente, tras que ellos elevan la plegaria requerida (MAN) y lleva a cabo el escrutinio necesario. Como resultado toda la vasija común se conecta al proceso de corrección, y esto es algo que debemos saber. Es también por lo que necesitamos cuidar de todos los demás.

Debemos además entender el principio de “laboró y encontró.” Todo nuestro esfuerzo se resume a nuestros esfuerzos por unirnos, lo que nos lleva a “encontrar” al Creador. Sólo tras ser aplicados esos esfuerzos viene la respuesta en la forma de la Luz superior, la cual realiza la corrección. Debemos presentarle nuestro deseo genuino por la unidad, y entonces influirá en este deseo, soldándonos y fusionándonos a todos, convirtiéndonos una vez más en una vasija completa.

Entonces todos los deseos- todo lo que fue revelado durante la ruptura– se conectan a esta vasija con nosotros en ella como Aviut, y adquirimos una vasija que es 620 veces más grande que antes.
[69671 De la 4° Parte de la lección diaria de Cabalá del 13 de Febrero del 2012 Introducción al Estudio de las Diez Sefirot)

Material Relacionado:

Despierta el cuidado del entorno dentro de ti
Una sintonización fina con la frecuencia correcta
Los 612 componentes del amor superior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: