La dinámica del desarrollo de la humanidad

Vemos leyes al estudiar la psicología humana y el lugar de la persona en la imagen común en los niveles inanimado, vegetativo, y animado de la naturaleza; vemos las leyes y debemos avanzar de acuerdo a ellas. Somos parte de la naturaleza, el resultado de su desarrollo. No estamos fuera de ella.

La psicología es la ciencia del comportamiento humano y también es parte de las leyes de la naturaleza. Es una parte muy importante de la naturaleza, incluso si ha existido sólo durante cien años. Pero es verdad que sólo hace cien años comenzamos a sentir que tenemos la habilidad de evolucionar de una forma individual especial, consciente, con el entendimiento acerca del lugar de dónde vengo, de quién soy, y de cómo trato a otros y por qué.

Hasta entonces sólo la literatura hablaba del comportamiento de la persona. Pero hace cien años, en esencia no hace tanto tiempo, comenzamos a estudiar por qué la persona se comporta de cierta manera y de dónde viene su comportamiento. Esto se refiere al estudio de las leyes correspondientes a las personas. Es por esto que la sicología es muy importante. Me ayuda a entender: Quién soy, quienes son los otros, y cómo puedo construir una vida feliz entre nosotros.

Si somos una familia que vive en una sola habitación llamada planeta Tierra, y dependemos uno de otro, entonces no tenemos otra opción; debemos llegar a un acuerdo. Y la psicología nos ayuda a llegar a la paz en la familia. A esto nos referimos con observar las leyes de la naturaleza.

Más aun, existen leyes en el nivel inanimado que son estudiadas por la física, leyes de la naturaleza vegetativa estudiadas por la biología y la botánica, y de la naturaleza animal estudiadas en la zoología. Todas esas son leyes del comportamiento natural en los niveles inanimado, vegetativo, y animado, del comportamiento de las partículas elementales, de las moléculas, de las células, y cuerpos, su interacción, etc.

El comportamiento de la persona es estudiado en la psicología, la ciencia de la naturaleza humana. Y la naturaleza nos lo exige de acuerdo a nuestro desarrollo. Cuando observamos el crecimiento de los niños, sabemos cómo se supone que deben desarrollarse cada año ¿Qué es el desarrollo en ellos? Es su naturaleza. Sabemos qué se supone que es capaz de hacer un niño a la edad de uno, dos, tres, etc. Cada año, la persona pasa por un desarrollo en su entendimiento, comprensión, comportamiento, y se desarrolla física, fisiológica, psicológica y mentalmente. A esto se le conoce como la ley de desarrollo de la naturaleza.

Esta es una ley porque podemos decir que un niño de dos años debe tener cierto peso, altura, y habilidades. Los números son diferentes para un niño de tres años ¿Cómo sabemos sus rasgos cuando tenga tres? Estamos familiarizados con la ley de desarrollo, con la dinámica, es decir con el proceso. Esto es llamado la ley de la naturaleza. No hay nada diferente que podamos hacer aquí porque este desarrollo está infundido en la persona.

Nosotros estudiamos las leyes de la naturaleza; somos parte de la naturaleza. Existe un cierto motor dentro de nosotros que hace que nos desarrollemos; que desarrolla a cada persona en el transcurso de todos sus setenta años de vida y a todos nosotros en todo el transcurso de la historia. Hoy, al mirar atrás, podemos analizar por qué nos desarrollamos de la forma en que lo hicimos año tras año, de una época a otra, y podemos identificar la fuerza motriz detrás de nuestro desarrollo y lo que está sucediendo.

Allí puede haber una completa evaluación acerca de la historia de la humanidad. No sólo con respecto a lo que sucedió y cuándo sucedió, sino por qué sucedió, qué lo hizo suceder. La humanidad es como un niño que se desarrolla de acuerdo a ciertas leyes. Cuando los animales tienen un cachorro, yo sé como se supone que se desarrolle. Y si no lo sé, entonces lo llevo con un especialista que sabe, con un veterinario. A todo esto se le conoce como entender las leyes de la naturaleza. Y la sociedad humana tiene las mismas leyes; estas son llamadas sociología. Todo está sometido a las leyes. Simplemente no las conocemos o entendemos muy bien porque son ciencias muy jóvenes. Pero según el grado de nuestro conocimiento, vemos que todo se somete a leyes estrictas que existen en todos los lugares.

Existe un desarrollo social interno infundido en la humanidad. Sus datos internos determinan cómo se desarrolla, cómo construye su sociedad, cómo se construye a sí misma. Y el tiempo, que afecta estos datos internos, nos desarrolla de una cierta manera. Cuando a un niño se le proporciona alimentación y cuidados se desarrollará cada año. ¿La comida lo desarrolla? No, la comida es sólo nutrición que ayuda a desarrollar sus genes internos, que desarrollan a un niño hasta que se vuelva una persona.

Nada sucede de forma accidental durante el desarrollo de un niño desde la gota inicial de semen. Sabemos por adelantado que esta gota de semen se desarrollará en un cuerpo que nacerá y se volverá una persona. Todo esto surge de los genes de información, esos ciertos datos infundidos dentro de esta gota, que después se desarrolla a través de la nutrición externa. Y todo esto sucede de acuerdo a las leyes. Y vemos lo mismo en el desarrollo de la sociedad humana.

(66064 – Del Kab.tv de “Una nueva vida”, episodio 1 del 12/27/11)

Material relacionado:

El universo de la sabiduría infinita
Chequeando el equilibrio
La universidad abierta al mundo integral

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta