La insoportable carga del amor absoluto

El Creador trata al ser creado con absoluta bondad y otorgamiento pleno, pero si el ser creado sintiera esta actitud, no tendría oportunidad de hacer nada por sí mismo; no tendría nada que añadir a eso. Esto lo anularía y lo calmaría.

Por lo tanto, existe el sistema de otorgamiento que oculta la Luz buena y benévola y la debilita para que la persona tenga libre albedrío. Entonces el amor absoluto, la buena actitud, no paraliza al ser creado, sino que le da una oportunidad de añadir su actitud y su trabajo.

Si la Luz fuera revelada en toda su intensidad portando la bondad y el deleite, a la persona no le quedaría ni un solo deseo, y no sería capaz de moverse o cambiar de ninguna manera. Entonces no se sentiría a sí misma y su existencia en absoluto. 

Es por esto que actuamos dentro del ocultamiento; esta es la principal preocupación en Su actitud hacia el ser creado: ocultarse para dar al ser creado todo el mundo de Infinito. Es gracias al hecho de que la Luz está oculta que la persona puede adquirir el mundo de Infinito y volverse el amo en este, el director, quién lo llena y su creador. Así, la persona alcanza el mismo nivel de plenitud, al cual llama “bueno y benévolo” hacia el Creador.

Y esto es posible por el ocultamiento del amor absoluto que viene del Creador al ser creado. Según el grado que la persona puede soportar este amor absoluto, cuando se prepara por adelantado para no ser paralizado por la revelación del amor, hasta ese grado se revela este amor.

Todo esto es sólo la revelación del amor: Aun cuando hay muchos niveles espirituales y estados muy diferentes, el principio aquí es sólo la revelación de la oscuridad y la Luz, y todo esto es la revelación del amor absoluto, donde la creación comienza y termina. Todos los otros estados existen sólo para su revelación.

En cada paso de la escalera, la persona debe revelar este amor absoluto hasta cierto grado, de acuerdo a sus vasijas (deseos), porque no hay medida del mundo de Infinito o de cualquier otro mundo, nivel, o estado. Todo es medido sólo de acuerdo a los deseos del ser creado.

Si la persona alcanza incluso el llenado más pequeño, si este llenado es pleno, le parece como el mundo de Infinito porque esto se vuelve su mundo. Cuando se eleva al siguiente nivel, ve que el estado previo era pequeño, y otra vez el estado presente le parece el mundo entero. Cuando llega a su cometido, le parece que está en el mundo de Infinito y que no hay nada que añadir porque él ha alcanzado el amor absoluto en ese nivel. Pero debe ver en qué manera este amor aún ni es completo.

Aquí existe el concepto de tres líneas, y la división en cabeza, interior, y final (Rosh, Toj, Sof) del Partzuf espiritual por cuya causa no todos los deseos están incorporados en la conexión entre el Creador y el ser creado, y aún quedan deseos reales por recibir (AHP de Yerida), “el corazón de piedra (Lev Ha Even). “Entonces claramente, el amor absoluto aún no ha sido alcanzado. Todavía, parte de este se siente al final de cada nivel.

En esencia, el ser creado debe trabajar constantemente de acuerdo con “aléjate de la maldad y haz el bien”. Hacer el bien significa tratar de hacer el trabajo más duro: ver dónde puede uno añadir más amor. Esto es lo más difícil porque es donde tienes que trabajar directamente con los deseos.

Cada nivel tiene sus problemas, su mundo, y sus resultados. Pero debemos siempre recordar que todos los estados por los que pasamos en nuestra vida corporal y espiritual, provienen del amor absoluto del Creador y de la necesidad de revelarnos por completo este amor a nosotros.

(69646 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 13 de Febrero del 2012, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado:

El exilio es la preparación para la revelación
La persona no puede ser educada sin conexión con la luz
El amor que abre el corazón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta