La perfección es lo opuesto a la crisis

Tenemos una gran oportunidad. Al mirar los milenios del desarrollo humano, podemos entender cuál es nuestro problema actual y cómo resolverlo sin esperar insinuaciones o golpes adicionales. Nosotros podemos escuchar a las personas inteligentes que señalan la necesidad de un buen entorno que nos desarrolle de manera ideal y nos conduzca suavemente de una etapa a otra de una manera agradable y fácil.

Entonces, ¿qué obtenemos nosotros de un buen entorno? Con la ayuda de un buen entorno, yo empiezo a reconocer el mal en mí. Aprendo que soy un egoísta y que no quiero unirme, que soy perezoso y, de hecho indiferente a mi propio desarrollo. Existen muchos atributos en mí que no estoy ansioso de desarrollar. Con base en esto, entiendo que tengo que crear un mejor entorno.

Es lo mismo con un holgazán que se une a un equipo de fútbol y necesita una presión mucho más intensa para ser constantemente jalado, incitado, y empujado a lo más profundo del juego, al centro del campo, y así sucesivamente.

Así que no sólo necesitamos un entorno sino una “diligente madre” que cuide de todos y asegure que nadie sea perezoso y se quede en este “juego”. Los niños pequeños crecen y se vuelven más sabios y más fuertes gracias a los juegos. Del mismo modo nosotros alcanzaremos la perfección gracias a nuestros juegos en el grupo que nos avanzan hacia adelante. Al ir por encima de todas las crisis, adquiriremos una buena vida.

De tal manera que necesitamos una sociedad, un entorno que jugará con nosotros como si fuéramos niños pequeños. ¿Quién puede proporcionarnos tal entorno? La gente sabia que entiende el camino, como los padres de un bebé. Dejemos que ellos construyan un entorno que influya en nosotros. Mi forma futura está en este entorno, y cuando yo me incorpore en él, en consecuencia empezaré a cambiar. De esta manera, yo apresuro mi desarrollo. Después de todo, tendré un ejemplo que será atractivo, y trataré de entrar en este entorno mediante la transformación de mí mismo.

La forma perfecta del desarrollo humano es contraria a todas las crisis: No hay divorcio, todos viven felices, los niños no dejan a sus padres, todos están en paz. Hay relaciones buenas y estables entre las naciones y los pueblos, y en toda la humanidad. No hay temores o guerras, no hay armas y terror, no hay adicción a las drogas, y así sucesivamente.

Así que creemos un entorno modelo que influya en nosotros. Yo necesito sus valores. Quiero que me convenza, que me ” formatee de nuevo” a mí mismo para parecerme a él.

¿Cómo podemos lograrlo? Tal vez debería ser un entorno virtual. Después de todo, todos estamos conectados a Internet. Tal vez los medios de comunicación provean este entorno, ya que todos absorbemos nuestros valores de ellos. Quizás este entorno no deba ser creado para los adultos, sino sólo para los niños de las guarderías y escuelas, para que eduquemos a la próxima generación. O tal vez deberían también incluir a los adultos mientras el número de desempleados crece en todo el mundo. Tal vez los padres no saben cómo educar a sus hijos y les duele su corazón cuando ven lo que está sucediendo con sus hijos. En este caso, estaremos encantados de aprender, por ejemplo, a través de series de televisión y de los programas que filmaremos. Esto servirá como modelo para ellos, y serán capaces de influir en sus hijos.

Después de todo, cuanto mayor sea el nivel de desarrollo, más extremos y opuestos a la perfección son los estados que nos encontramos en el camino a la línea de meta. En la última fase debemos desarrollarnos a nosotros mismos, y aquí precisamente nos esperan los estados dramáticos.

Hasta ahora la naturaleza nos ha empujado desde atrás y no hemos podido desarrollarnos de forma independiente, tomando parte consciente en nuestro desarrollo, ni influir de ninguna manera en su ritmo y forma. Pero ahora, tanto el ritmo como la forma dependerán de cuanto reconocemos las próximas etapas de nuestro desarrollo y avanzamos hacia ellas.

Esta es la razón por la cual comenzó la crisis global que detiene nuestro desarrollo. Nos mantendremos en el mismo lugar hasta que internalicemos que nuestro deseo y el reconocimiento de la importancia de nuestro futuro desarrollo, debe preceder todas las fases futuras. A partir de ahora no podemos desarrollarnos por instinto, como antes, a partir de ahora se requiere un reconocimiento adicional en todos los niveles. Esto se conoce como el nivel humano de desarrollo.

Al principio todo esto parece como una vaga filosofía para el público en general, pero tenemos que explicarlo gradualmente, masticar más estas cosas en largas conversaciones.

Poco a poco la gente entenderá de qué se trata. No importa si se les olvida, aun así permanecen en ellos, como el grado que han alcanzado y comprendido una vez. Aun no se ha convertido en su “sustancia”, y por lo tanto, se olvida, pero ya han entendido, aprendido, y concordado con algo. Esto ya está en ellos.

(66315 – Del Kab.tv de “Una nueva vida”, episodio 2 del 28 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

¿Qué hacer con los desempleados?
Crisis y resolución
Un juego que se desarrolla conforme a las reglas de conexión y colaboración

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta