La unicidad del sistema integral

Pregunta: Cuando me encuentro con la ley de garantía mutua y la veo en acción, inmediatamente comienzo a monitorear a los demás para que no taladren un agujero en el bote, y de forma puramente egoísta señalo que no deberían estar haciéndolo.

Respuesta: Con un enfoque correcto, altruista, actúo de forma diferente. Me digo: “Ellos son todos ideales, puedo estar absolutamente seguro de ellos. Sólo tengo que monitorearme a mí mismo para completarlos correctamente”.

Si me comporto correctamente dentro del esquema integral, todo el esquema será correcto. Es una manifestación inversa de la misma ley, donde cada uno es responsable de todos. Si, al existir dentro de un sistema integral, me comporto correctamente, obligo a todo el sistema a comportarse así también. Si alguien no cumple con la ley, todo el sistema falla.

La ingeniería tiene ejemplos para varios sistemas, entre ellos un sistema integral. Existe un sistema discreto con un principio y un final estrictamente definido, donde todas las partes operantes se comunican entre sí a través de impulsos. Y entonces existe un sistema que es activado al recibir una señal, después llega al reposo, llega a un estado de equilibrio, y sólo tras eso, uno puede medir su resultado como una solución al problema. Este es el así llamado sistema integral, análogo.

Una perturbación y, naturalmente, un estado promedio, un estado de reposo, tiene lugar en esos sistemas. No serás capaz de observar ningún resultado hasta que todo entre en reposo y llegue a un común denominador, a una solución.

Al principio, cuando proporcionas una señal, tú, digamos, llevas a un entorno egoísta a un estado perturbado. Entonces tiene lugar la corrección: Gradualmente, se llega a un equilibrio entre absolutamente todas las partes del sistema; el sistema entra en reposo. Y entonces mides el potencial que resulta de esta conexión. Si hablamos de la sociedad humana, entonces el resultado es aceptado por todos uniformemente, por igual, y de forma amable; todos tratan de sostener justo este estado porque es el estado más confortable para todos.

(68737 – De las “Lecciones sobre el nuevo mundo”, n º 8 del 15 de diciembre del 2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta