Mi maravillosa adición a la completitud de la Luz

Pregunta: ¿Qué significan las “letras negras sobre fondo blanco” en el trabajo espiritual? ¿Son las letras las deficiencias (deseos) que se revelan en el trasfondo de la luz blanca?

Respuesta: Es imposible descubrir uno sin el otro. Nosotros somos las criaturas y el Creador es la fuerza de otorgamiento. Nosotros no entendemos Sus sentimientos y Sus alcances puesto que estamos hechos de una manera completamente diferente. La única cosa que podemos alcanzar es cómo prevalece de la Luz dentro de la oscuridad. Por lo tanto, comprendemos la realidad sólo en el contraste entre luz y oscuridad, entre el otorgamiento y la recepción.

Una letra es un símbolo. Es posible verla como líneas negras sobre un fondo blanco, y es posible ver la luz blanca que tiene algún faltante. De ambas maneras será la misma letra, pero desde diferentes puntos de vista: desde el lado de la Luz o desde el lado de la vasija, el deseo.

Todo depende de cómo entiendes tú la deficiencia. Podría ser que tú deficiencia la percibas dentro del Kli y esperes una sensación más agradable para recibir el llenado para ti mismo. O podría ser que tu deficiencia la sientas en relación a la Luz: ¿Cuándo seré capaz de otorgar y de ser incluido dentro de la Luz? Esto quiere decir que estoy esperando el Kli para ser incluido dentro de la Luz y no para que la Luz entre en el Kli.

El trabajo siempre es posible a partir de dos direcciones. Todo depende de cómo consideres la adhesión con el Creador: ¿Está el Creador incluido en la criatura o está la criatura incluida en el Creador?

 El Creador se une a la criatura en el ocultamiento, ya que después de todo, Él siempre está dentro de ella, la dirige, y la ama. Pero Él nos da una apertura, una deficiencia pequeña, por la cual nos movemos hacia Él y anhelamos adherirnos a Él.

La medida de adhesión es la “letra”, las líneas negras sobre un fondo blanco que muestran el grado en el que estoy adherido al Creador. Por un lado, la letra, por así decirlo, es ausencia de Luz blanca. Pero por otro lado, yo mismo cubro la luz blanca.

Ahora yo estoy en la luz blanca, pero estoy separado de ella; sin embargo, yo agrego a ella mi letra. Y debido a que es negra, tengo éxito en escribir algo de mí sobre el  blanco. Así, incluso si la letra es de color negro, en cualquier caso esta expresa según la medida de mi adhesión al blanco.

Las letras aclaran hasta qué punto la criatura es similar al Creador. Y a pesar de que la luz blanca, por así decirlo, parece tener algún tipo de deficiencia, esa es mi adición a ella.

(69505 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de Febrero del 2012, El Zóhar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: