Mira hacia adelante, no te atasques en el presente

Tenemos que entender que allí hay un desarrollo bueno y maravilloso para nosotros. Nosotros recibimos la sabiduría adicional para contrarrestar nuestro egoísmo destructivo, y estas dos fuerzas en nosotros son capaces de ayudarnos en nuestro avance. Aquí adquirimos una oportunidad para entender dónde está nuestra libertad de elección. Está exactamente en medio de estas dos fuerzas.

Por un lado tenemos una fuerza “desagradable”, mientras que por el otro, una fuerza buena y razonable destinada a ayudarnos. Después de todo, nosotros como personas, realmente valoramos y respetamos la sabiduría. Así, podemos encontrar el verdadero camino entre la naturaleza desagradable y la mente sabia, un camino que es bueno tanto para nosotros como para los niveles inanimado, vegetativo, y animado de la naturaleza, de la ecología. El resultado es que estaremos en armonía con todas las formas de vida, con la naturaleza.

Esto significa que todo el sufrimiento que experimentamos es esencialmente una invitación a usar nuestro libre albedrío y las dos fuerzas a nuestra disposición de forma correcta y equilibrada. El poder de la mente nos permite tomar las riendas de nuestro egoísmo y controlarlo de la manera correcta. Este no debe ser destruido, a diferencia de lo que tienden a hacer las diferentes técnicas y creencias. Debemos entender que no hay mal en la Naturaleza. La única vez que la fuerza negativa se convierte en mal es cuando no utilizamos la fuerza positiva, lo cual requiere que aprendamos a aplicarla.

Uno no debe juzgar el resultado por su estado actual. Está escrito: “No muestres a un tonto el trabajo a medias”. En otras palabras, no hay nada que lamentar en medio del camino porque de esa manera somos tontos. Por el contrario, debemos ver la imagen actual de acuerdo a cuán dirigido esté hacia la meta y tenemos que entender que cada etapa del viaje es necesaria para la consecución de este objetivo maravilloso. Este brilla en nosotros desde lejos, y nos acercamos a él al continuar corrigiendo nuestra vida. Allí hay realmente un buen futuro para nosotros.

Y es por eso que uno no debe tratar mal a la naturaleza, a sí mismo, y a los demás. Uno no debe tener demandas y quejas injustificadas, o criticar, despreciar, u odiar sin razón. Debemos entender que todos nosotros estamos pasando por las etapas de este proceso y debemos ayudarnos unos a otros como personas que están perdidas en el desierto y necesitan de la ayuda mutua para salir de él. La corrección y la ayuda mutua son lo que nos llevará a la meta maravillosa.

(70618)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta




Entradas Previas:

Próximas Entradas: