Nada puede ser resuelto sin la Luz

Pregunta: Tengo muchas cualidades que no me gustan. Estas pesan en mí duramente y yo no las quiero. ¿Qué puedo hacer?

Respuesta: En lugar de eliminar las malas cualidades, deberías transformarlas en su opuesto. Pero necesitas la Luz para hacer eso; “Aquí, no puedes conseguir esto por medio de regalos en lugar de hacerlo por medio de la Luz”. Yo debo cambiar internamente de tal forma que mi mala cualidad se transforme en su antítesis exacta.

Pregunta: Supongamos que tengo “un corto circuito” y que estoy buscando pelea y hago enojar a alguien, yo me enojo conmigo mismo por estar enojado. ¿Cuál debería ser mi corrección en este caso? ¿Dejaré de enojarme?

Respuesta: No, tú te enojarás, pero por diferentes razones ya que enojarse consigo mismo no es necesariamente malo. Todas las personas son diferentes, y la Luz da a cada una su propia línea. Tú no puedes corregir lo que te parece malo ahora para convertirlo en lo que te parece bueno ahora, ya que eres guiado por un criterio egoísta. Mientras el egoísmo esté sentado en el asiento del juicio, no puedes ver la verdad.

Sólo la Luz te mostrará lo que es bueno y lo que es malo, y entonces te dará una oportunidad para decidir lo que prefieres. Te deja el tercio medio de Tifferet, la línea media, con las escalas establecidas en medio. Se dice que la persona siempre debería verse mitad culpable y mitad justa. Esto es lo que sentirás con la ayuda de la Luz.

Pero por ahora estás en la “burbuja” del egoísmo, y si lo decides serás como los “reformadores del mundo“, todas aquellas personas inteligentes que desde la mañana hasta la noche dicen proclamas y advertencias, construyendo un sistema de educación basado en el temor y el castigo. Ellos no tienen nada sino esto. Ellos son egoístas, y así son sus partidarios.

A diferencia de ellos, nosotros no hacemos nada sin la Luz que reforma. El deseo de recibir no tiene mente, sensaciones, ni fuerza para la decisión correcta, sólo permanece el temor, y este huye de la verdad. Como consecuencia, los conflictos se agravan y la gente se distancia.

(70796- De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8 de Febrero del 2012, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”)

Material Relacionado:

La indiferencia es peor que el odio
La libertad nace del amor
¿Dónde está nuestra libertad?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: