No esperemos hasta envejecer

Pregunta: Digamos que un hombre y una mujer en un grupo comienzan a discutir un futuro integral, de la manera en que imaginan esta imagen integral…

Respuesta: Para que ellos no fantaseen acerca de una imagen ideal sostenida en la prosperidad material que no serán capaces de asegurarse, es mejor que procedan conforme al principio resumido en un dicho ruso, “el amor hace de una cabaña un castillo”: ”construyamos nuestro propio hermoso ‘castillo.’”

Pregunta: Pero “el amor hace de una cabaña un castillo” es una noción puramente sicológica.

Respuesta: ¡Por supuesto! No es necesario nada más. Verán que pueden satisfacerse con lo mínimo y al mismo tiempo ser perfectamente felices. No continuarán destruyéndose en la persecución de una abundancia fantasma y en su lugar serán capaces de construir su felicidad inmediatamente. Pero para eso necesitan ser muy listos. Para lograr eso, es necesario educar a las personas y perseguir su educación seriamente, tirar de ellos hasta un nivel muy serio.

Usualmente, una gran cantidad de parejas llega a este punto, excepto que sucede a una edad muy avanzada. Un estado de entendimiento mutuo, concesiones, y penetración mutua surge entre ellos. Conocen mutuamente sus debilidades y hábitos; entienden que hay cosas que no podemos cambiar acerca de otra persona y por lo tanto, no es necesario tratar de hacerlo; comienzan a amar las debilidades del otro. Pero todo esto ocurre con la edad, en otras palabras, a través del camino del sufrimiento porque pasan décadas antes de que esto suceda (si sucede sin terminar primero en el divorcio).

Necesitamos educar a las personas acerca de esto.

(67238-De una “Charla acerca de educación integral” #6. 14.12.2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: