No podemos seguir postergándolo

Pregunta: La opinión pública es una herramienta muy poderosa. ¿Cómo podemos emplear esta herramienta en grupos de educación integral? ¿Qué es lo que debemos fomentar? ¿Cómo hacer surgir el comportamiento deseado que corresponda a la integralidad?

Respuesta: Nos tomamos tiempo durante las discusiones y conversaciones para dar ejemplos de conductas e interacciones correctas y erróneas; analizamos los motivos, los distintos incentivos subconscientes y conscientes, los que son instintivos y conscientes: los instintivos son aquellos que provienen de la naturaleza, y que se adquieren instintivamente del ambiente durante el proceso de crianza, cuando el habito se convierte en una segunda naturaleza.

Intentamos separar todo esto, explicar de dónde proviene, por qué viene de la sociedad antigua en la que crecimos, y por qué es necesario cambiarla, y muy particularmente por qué necesitamos cambiarla y reeducar a nuestros hijos.

Pero si continuamos educando a los niños dentro del mismo ambiente, con los mismos adultos, pasarán varias generaciones hasta que puedan cambiar, ¿Qué haremos para cambiar ahora a nuestros hijos? Para lograrlo tenemos que cambiarnos primero nosotros mismos.

Creo que las interacciones entre padres e hijos, el amor por lo hijos, el deseo de darles un nuevo mundo mejor es un factor muy poderoso para influir a los adultos. Y debe impulsarles a llevar a cabo el cambio para que no solo estemos jugando, sino que de hecho construyamos una buena sociedad para nuestros hijos.

(67856 – De una Charla sobre Educación Integral –  #7)

Material relacionado:
Comenzamos con el individuo
La corrección puede alcanzarse con el poder de la opinión pública
Re-educando a los adultos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: