Un detector para revelar al Creador

La Luz superior es absolutamente inerte. Nosotros estamos en un océano de Luz, como en un campo eléctrico, magnético, o de algún otro tipo. No importa qué tipo de Luz tenemos aquí. Esta existe, yo no necesito crear esta segunda fuerza, sólo necesito revelarla.

Resulta que cada vez necesitamos alcanzar una conexión entre nosotros para formar un detector, un instrumento para revelar el campo en el que existimos. Este detector es un deseo, una necesidad, que sea sensible al campo que voy a revelar: el atributo de otorgamiento.

En otras palabras, yo debo sentir una necesidad, un deseo, para revelar el atributo de otorgamiento. Esto es lo único que nos falta, nada más. Tan pronto revelemos juntos la necesidad de la cualidad de otorgar, nosotros la revelamos. Es decir, debemos calibrarnos en relación con el atributo de otorgamiento, dirigir la revelación sin estar en ella, sino sólo a través de una idea de lo que esta representa. Esto es exactamente lo que estamos pidiendo: saber qué es la cualidad de otorgamiento, ser capaces de conectarnos entre nosotros de la manera correcta para que el deseo, la necesidad de otorgar aparezca en la conexión entre nosotros. ¡Y eso es todo! Este es el Kli (vasija) para revelarlo.

Nosotros complacemos al Creador con esta actitud hacia la cualidad para otorgar, en este campo, en el Creador. Esto no es tan difícil y no está tan lejos. Todo el esfuerzo tiene que estar en el pensamiento: ¿Qué es el detector de la cualidad de otorgamiento? Y no hay nada más.

Baal HaSulam escribió en el libro La Casa de las Puertas de las intenciones: hay un Creador y una creación, y él continúa explicando que el problema de toda la creación es revelar al Creador dentro del cual existe. No hay nada más.

Por esta razón, cuando la persona se concentra en la pregunta: “¿Cómo construyo la vasija para revelar al Creador, la cualidad de otorgar, para que esta se revele dentro de mí?”, entiende que esta cualidad no puede revelarse en ella, porque no tiene una vasija para ello, carece de sensibilidad para esta cualidad.

La sensibilidad a la cualidad de otorgamiento sólo puede aparecer cuando nosotros revelamos todos juntos el deseo por ella en nuestra conexión. Mi vasija gana sensibilidad según la medida de nuestro rechazo simultáneo entre unos y otros y deseo de revelar el atributo de otorgamiento entre nosotros. Así incremento yo la medida de sensibilidad de la vasija. Y eso es todo.

Pregunta: ¿Por qué tengo que querer revelar la necesidad por la cualidad de otorgamiento en vez de revelar la cualidad real?

Respuesta: No tiene sentido que yo revele la cualidad real de otorgar: Esta existe. Hay una invitación frente a mí que lo contiene todo. Todo lo que hay en el mundo está frente a ti. Pero tú no tienes apetito por ello y no puedes saborearlo. Por ejemplo, si estoy enfermo y no he comido en dos días, ¿qué debo pensar? ¿En revelar los sabores? No, yo pienso en mi necesidad, en mi deseo porque, de hecho, esto es lo que me falta. Todo lo demás está listo.

La Luz superior es absolutamente inerte. Nosotros estamos dentro de ella. Aumenta tu sensibilidad, partiendo de la oposición a ella, de lo negativo, al menos bájala a cero, y siguen aumentándola poco a poco hasta que la reveles.

(70651 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Febrero del 2012, El Zóhar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: