Un escudo contra el ego

Hay diferentes tipos de “jueces y guardias” en el trabajo espiritual. Hay quienes actúan hasta que uno adquiere el primer Masaj (pantalla), que es llamado el “cruce del Majsom” (barrera). Jueces y guardias trabajan tanto de manera directa como de manera opuesta. Es decir, ellos aumentan nuestro deseo de disfrutar al darle aparentemente a la persona, un castigo mayor. Entonces la persona tiene que elevarse por encima de esto y presentar sus “méritos” que atestiguan acerca de su deseo de escapar de este ego.

No sólo hay que ignorarlo, sino más bien reconocer que, hasta que la persona comprenda que debe orar para pedir ayuda, elevar el MAN. Después de todo, uno no puede escapar por sí mismo del sótano profundo del egoísmo, sino sólo en la medida en que ora y entiende que está en la cárcel. Entonces comienza a pedir ayuda para salir.

Más tarde, en vez de sufrir en este mundo y de sentir la oscuridad del sótano, se le da placer, para que no quiera salir del sótano. Él permanece en el sótano egoísta que repentinamente parece como un palacio para él, como el Jardín del Edén, y aparentemente llena todas sus necesidades. Se le ofrece todo lo que pueda desear: “Si lo deseas, puedes tener todos los tesoros del siguiente mundo en este mundo, todo, además de la unidad con los demás con el fin de fusionarte con el Creador”.

Así es tentada la persona, y ella debe entender que esta prueba viene de los jueces y los guardias con el fin de proporcionarle eventualmente la necesidad de una pantalla que le permita salir del sótano y crear un escudo para sí misma, la pantalla contra su ego y los placeres egoístas.

Qué es el hombre: Es un deseo grande que nosotros atraemos como una vasija, y por encima de él hay un gran placer. La pregunta es sólo si tiene una pantalla que separa el uno del otro: un gran deseo, hambre, frío, oscuridad y desamparo en el deseo de recibir, y por encima de esto, todos los placeres. ¿Cómo puede la persona a resistir? O bien puede tomarlos o pedir una pantalla por encima de ellos con el fin de ser llenada por la adhesión con el Creador.

Todo nuestro trabajo es a través de los jueces y guardias. Hay muchos caminos sobre los cuales podemos hablar, pero llegaremos a conocerlos en la vida real.

(70544 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 21de febrero del 2012, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: