Un juego organizado desde Arriba

Pregunta: ¿Durante una aclaración, para no gastar más tiempo de lo necesario, cómo podemos ver y entender  qué es lo  más importante?

Respuesta: Para esto necesitamos la fuerza del grupo. Uno no puede hacerlo solo. Por eso una persona era insuficiente para la corrección de la ruptura. Por eso fue necesario dividirle en muchas partes para que de la falta de  unidad conozca qué es la unión.

Y ahora debemos hacerlo en todo el mundo. Hoy en día en el mundo se revela el Faraón – la fuerza de nuestra ruptura. Solo necesitamos una actitud correcta y entonces entenderemos qué debemos hacer.

Por  un lado debemos revelar la ruptura, por otro lado entender que esto es una  tendencia de la naturaleza, que podemos encontrar una fuerza que puede corregir todo esto y entonces lograremos la conexión. Para esto nos han dado todos los medios.

Una persona sola no puede hacerlo, pero a su lado están sus amigos y su maestro, cuya opinión es importante para él. Y todo esto va a despertarle y orientarle hacia la resolución correcta de sus problemas, para que no los vea como sus problemas personales, sino que los perciba en la forma de lo que debe corregir, como una revelación de la ruptura, del Faraón.

Todo lo que sucede nos lo dan solo para resolver nuestras problemas y llegar a una forma corregida. Y de ningún modo debemos sumergirnos en cálculos egoístas porque esto nos lleva a una ruptura más grande.

Ocurre que no solo una persona se desvía, sino todo el grupo puede llegar a confundirse tanto que no puedan salir de un estado problemático. Pero para ayudarles existen otros grupos y el maestro. Y si están estudiando, entonces no puede ocurrir que sigan en el mismo estado. De todos modos la Luz los iluminará y los cambiará, y al final aprenderán que todo esto  fue solo un simple juego montado desde Arriba.  Pero si no pueden salir de este estado, entonces no están estudiando o no escuchan lo que se les dice durante las lecciones.

Porque de otro modo es imposible que esto ocurra. Si uno estudia y no se aparta de su rutina normal, entonces la Luz le influye y lo despierta, y el Creador le da un punto correcto para el análisis de sí mismo.  

Pero si la gente no quiere escuchar nadie puede hacer nada. En este caso ellos seguirán el camino del sufrimiento, una parte de ellos dejará de acudir a las clases, una parte crecerá, y una parte se hundirá en este pantano. Esto ocurre cuando no vuelven al principio de: “No hay nadie aparte de Él”, y no van con Él al Faraón.

(68973De la primera parte de lección diaria de Cabalá 6 de Febrero del 2012 Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: