Una carta sin remitente

Pregunta: Nosotros tenemos que alcanzar una deficiencia por el deseo de otorgar en la convención de la Aravá…

Respuesta: No necesitamos más que eso. Parece que esta es solo la mitad del camino, pero en realidad, es la mitad de la moneda, la otra mitad es proporcionada por el superior. Es suficiente que nosotros deseemos la unión hasta alcanzar el otorgamiento mutuo, para poder otorgarle al Creador.

Nosotros lo llamamos “la necesidad por de la deficiencia”. Pero no sentimos un deseo de alcanzar la unidad ahora, para construir así una deficiencia compuesta, hecha de un sentimiento doble. No intentamos acordar una necesidad de deficiencia, como para sentir esta deficiencia durante la próxima convención.

La necesidad de conexión nos traerá al auto otorgamiento en el grupo. Y ahí esta otra necesidad: otorgarle al Creador. Ambas se relacionan con la misma intención.

Pregunta: Nosotros tenemos que añorar la perfección y esto nos proveerá el deseo correcto. ¿Cómo podemos estar seguros de que la imagen de perfección no esconde la necesidad de deficiencia entre nosotros?

Respuesta: Queremos alcanzar el deseo de otorgar para unirnos. De este modo podemos continuar con nuestro deseo de otorgarle al Creador y alcanzar la adhesión con Él. De una forma u otra, todo está vestido en “una brocheta”  y está dentro de una línea. No deberías establecer aquí ninguna diferencia. Piensa un poco en esto y veras que no existe aquí ningún problema.

Si mencionas la palabra “auto otorgamiento”,  continuaras atrayendo la línea hacia el Creador, sin parar en el camino. El otorgamiento requiere de conexión con los amigos, porque solo este convocará la Luz que reforma, que trae el atributo de auto otorgamiento. ¿Por qué todos necesitamos este atributo? ¿Lo necesitamos para poder tener una agradable vida bestial? No. Es para alcanzar el otorgamiento al Creador. ¿Por qué  necesitamos otorgarle al Creador? ¿Quizá Él no lo necesita en absoluto? No, Él no tiene tal deficiencia. Nuestra meta es alcanzar la adhesión con Él porque por medio de esto le traeremos satisfacción. Complacemos al Creador no al otorgarle, sino por medio de la adhesión.

Pregunta: ¿Cómo podemos atar una necesidad de deficiencia  con una necesidad de adhesión?

Respuesta: Nosotros necesitamos la influencia del la Luz Circundante para que podamos entender que el otorgamiento es la solución a todos los problemas. Esta nos atrae hacia todo lo que queremos alcanzar. Quiero desear conectarme y esto es lo que yo le pido al Creador, a la Luz que Reforma. Pero ¿para qué?

Quiero desear conectarme para alcanzar la adhesión con el Creador. Esta adhesión es parte de mi camino, parte del cálculo. Por eso, la petición no puede serlo todo, si los tres elementos no están soldados en esto: Israel, la Tora y el Creador. Esta es la naturaleza de nuestros deseos, y solo necesitamos entenderlo. Entonces veras: Necesitas agregar al Creador a tu petición. De otra forma no existe razón para conectarnos en nuestro mundo. Tú no lo quieres, no viniste a estudiar Cabalá para conectarte con los demás en una protesta social.

Por eso, cuando descubres completamente tu deseo, alcanzas la formula: “Israel, la Tora y el Creador son uno”. Una sola parte de la frase, una parte de la aclaración no es suficiente. Cuando salimos al desierto, no podemos cortar la petición a la mitad de la frase. Si la petición está completa, debe terminar con la palabra acerca del Creador, porque, es por medio de Él que tú obtienes el poder de llevar a cabo los cambios, el poder de la razón, conciencia y entendimiento. Todo viene solo de la fuente y nuestras peticiones tienen que terminar con ella.

De otra forma, es como mandar una carta sin remitente. Si haces esto, sin importa que escribas, evidentemente no recibirás respuesta y la carta se perderá a mitad del camino.

(69770 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 14/02/2011, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: