Una petición para todos

Antes de leer El Libro del Zóhar, tenemos que aclarar la cosa más importante para nosotros y convertirla en una plegaria. Si pensamos correctamente, la plegaria será solo una, y será la misma para todos. Esto ocurre automáticamente, por sí mismo. Después de todo, si la persona aclara realmente, muy seriamente lo más importante, llega a la misma plegaria que los otros tienen. Y entonces a esta se le llama una “oración de muchos”.

Ni siquiera tenemos que preguntarnos uno al otro: “¿Qué estás pensando? ¿Qué estás pidiendo?”. Incluso si expresamos nuestra oración con palabras diferentes, aún en nuestro sentir interno, en la aclaración interna, tiene que ser realmente la misma súplica. Esto significa que en el interior sentimos el deseo, la necesidad, la misma forma única y compartida por todos.

Y entonces esta carencia interna, deseo, anhelo, esta hambre interior, se llama una “oración de muchos”. Tratemos de llegar a esto. Para ello también necesitamos la Luz que Reforma.

(70363 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 20 de Febrero del 2012, El Zóhar)

Material Relacionado:

Viviendo en el entorno del creador
Una petición para el resto de tu vida
El “juguete” más importante en la vida

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta