Viendo el mundo a través del prisma de la unidad

Espero que en la última convención todos hayamos sentido la absoluta necesidad en el sistema, de tener que estar todos juntos conectados como “un hombre con un corazón” con el fin de revelar en él al Creador. De ahora en adelante, debemos ver la realidad entera a través del prima del grupo como la estructura más corregida que existe en este mundo. Y todas las faltas que existen en este, son sus peculiaridades que son necesarias para revelar el programa y meta superiores, como el “beneficio de la Luz a partir de la oscuridad”.

De ese momento en adelante, nuestra tarea es reforzar esta percepción y esforzarnos por permanecer en esta. A través del grupo, del sistema de relaciones que se volvió muy importante para nosotros, podemos vernos a nosotros mismos como sus partes. Ya nadie tiene nada personal: Él siente que es un miembro igual en el sistema común. La corrección del mundo entero, de cada parte de este, depende sólo del grado de conexión interna en el sistema total.

Los estudios y la diseminación son sólo factores que contribuyen a incrementar la conexión interna. Entonces gradualmente, entenderemos las cosas que aún están distantes y ocultas de nuestra percepción, y descubriremos lo que significa la realidad entera y por qué debemos revelarla de esta forma: experimentando la sensación de separación y unidad. Y tenemos que extender la sensación de esta unidad más allá, hacia un espacio más interior, hacia dimensiones más altas: hasta la percepción del Creador.

Hemos logrado mucho en la convención, y necesitamos apreciar este alcance y temer perderlo. Por el contrario, necesitamos hacer más fuerte y reforzar constantemente esta sensación para que nos quede más clara a todos juntos, en algunos más, en algunos menos.

En los días que vienen, la sensación aún puede crecer y cambiar dependiendo del grado en el que nos sostengamos juntos en relación al mundo entero y atesoremos la sensación de unidad que hemos logrado y entendido en nuestras sensaciones y mente y la toma de consciencia de que sólo a través de ello debemos verlo todo. Y lo que suceda en el mundo es sólo la manifestación externa de una carencia de unidad o de su alcance.

Necesitamos usar todas las oportunidades que se nos dan y usar todos los estados corruptos y corregidos de manera que cada vez escudriñemos nuestra conexión de forma más precisa, y por medio de ello: a la Fuerza superior que es la meta de todo.

Nosotros afrontamos nuestro trabajo diario especial con el cual avanzaremos más. Nuestra realidad no es una secuencia de convenciones; este consta de un esfuerzo diario para considerar todo el trabajo como una manifestación de nuestra percepción fragmentada. Depende de cuánto queramos reunir esas piezas separadas del mundo con el fin de ver, sentir, y percibir cómo se reúnen en un solo y completo mosaico del mundo.

(71031 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de Febrero del 2012, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Debes invertirte tú mismo en el grupo
Derramando la luz sobre el mundo
Minimizando el ego

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: