entradas en '' categoría

La persona nace en regocijo

Nosotros deberíamos estar muy felices de que hemos llegado al trabajo más importante, al análisis más importante que existe en todos los mundos, aun en el espiritual. Baal HaSulam escribe que no existe un momento más feliz en la vida de la persona que el momento en el que descubre que es incapaz de existir sin su ego y que ningún esfuerzo que él haga lo ayudara. Entonces llega a su primera oración, a su primer llanto por el Creador.

El primer llanto es el nacimiento. Un niño llora en cuanto nace al mundo. Esto significa que la persona nació.

Esperemos que alcancemos este llanto y nos volvamos Humanos. Es por esto que el esfuerzo que hacemos hacia esto es llamado tormento de nacimiento. Y debemos estar felices de que hayamos llegado a esto. Después de todo ¿Quién alcanza estos tormentos de nacimiento? Debemos estar felices y serios al mismo tiempo. Pero el regocijo debe de venir del estado, de la misión. Aquí es donde comienza la vida espiritual.

Cuando un niño nace, los adultos están felices aun que el este llorando y gritando. Asimismo el Hombre dentro de nosotros (el que hizo todo el trabajo y todos los análisis) se regocija, y el niño, ahora nacido, aun está sufriendo por la presión, tristeza y la percepción de las molestias. Ambos deben estar juntos.

(71174 – De la Lección 1, Convención en la Aravá del 23 de Febrero del 2012)

Cuatro pasos hacia la Luz

Pregunta: ¿Una persona siente el efecto de la Luz que reforma? Si es así, ¿Cómo siente esta influencia?

Respuesta: La Luz que reforma nos afecta constantemente. Pero su efecto se revela después de un número de etapas a través de las cuales nos pone. Es como en las cuatro fases de la expansión de la Luz Directa, sólo cuando Maljut alcanza su terminación y toda la realización de Keter sucede en esta, sólo entonces tendrá lugar un salto a un nuevo grado y Maljut del Partzuf superior llega a ser Keter del inferior. Y una vez más hay una multitud de acciones internas desde Keter hasta Maljut, el grado llega a completarse, y toma lugar el nacimiento en un nuevo grado.

Es por esto que la Luz siempre actúa hacia nosotros, pero naturalmente,  tan fuertemente como uno use el poder para activarlo. Pero incluso cuando la Luz le afecta a uno de buena manera, existe todavía una necesidad de ciertas acciones internas hasta que uno empieza a reconocer a Keter, la raíz, dentro de estas acciones: Por qué las cosas sucedieron de esa manera, quién lo hizo, etc.

Es por esto que cuando empezamos a sentir Quien trabaja con nosotros, para qué,  qué es lo que Él quiere de nosotros, cómo nos creó, cómo tenemos que reaccionar hacia Él, y la forma en la que reaccionamos hacia Él en este momento, esto significa que hemos alcanzado el punto de Maljut dentro de nosotros.

De esta forma en las cuatro fases de la expansión de la Luz Directa, Maljut de pronto siente que: “Keter es un dador absoluto, y que yo soy un absoluto receptor. ¡No puedo tolerar la forma en que soy! ¿Qué hago conmigo? ¡Quiero restringirme!”. Maljut tiene el poder de restringirse a sí misma. Los cabalistas nos dicen que en un nivel tan alto, el poder de restringirse a sí mismo y el dejar de trabajar con intención egoísta, realmente existe.

Pero nosotros no tenemos este poder. ¿Por qué no? Debido a que necesitamos alcanzar el amor y el otorgamiento. Es por esto que debemos conectarnos con los demás. Es así como aprendemos qué es el otorgamiento, y juntos demandamos la raíz, Keter, que nos da el poder.

Todo corresponde completamente a las cuatro fases de la Luz Directa, incluso indirectamente, desde Arriba hacia abajo, o en la dirección opuesta, desde abajo hacia Arriba. No hay nada más.

Por lo tanto, cuando la persona siente dentro de sí que está empezando a percibir de dónde viene la influencia de la Luz, esto significa que no sólo ha alcanzado el reconocimiento del mal, sino también la raíz de esta realización.

(71171 – De la Lección 1, Convención en la Aravá del 23 de Febrero del 2012)

El grupo: Un amplificador invertido

Pregunta: Es muy claro para la gente en un sistema de educación regular, dónde deben hacer un esfuerzo. Por ejemplo, un estudiante en la escuela presta atención durante la clase, toma notas, hace la tarea, hace un montón de esfuerzo intelectual voluntario, y sacrifica el descanso. Cuando la persona crece, hace lo mismo: Trabaja en lugar de tener diversión. Estos esfuerzos son comprensibles. ¿Cuáles son los esfuerzos integrales sobre el egoísmo? ¿Hay un lugar para esfuerzos volitivos?

Respuesta: En general, no debería haber ninguno. Cuando la persona se posiciona correctamente en relación al grupo, al entorno, se las arregla para tener una influencia positiva sobre ella, y para ser una influencia positiva sobre el grupo. Entonces, esta precisa interacción trabaja de manera que la persona cambia voluntariamente, sin darse cuenta ella misma. Básicamente, hace muy poco esfuerzo volitivo para evocar la influencia positiva del grupo.

De hecho, si yo hago un pequeño esfuerzo en el grupo, y el grupo, compuesto de una manera especial, reacciona adecuadamente, este grupo prepara, organiza y constituye una fuerza que influye en mí. La reacción del grupo a mi petición me cambia inmediata y correctamente.  Cuando ejerzo un poco de esfuerzo y hago una pequeña petición al grupo para que me cambie, recibo mil veces más que mi impulso, y cambio. En otras palabras, el grupo es un amplificador especial invertido que vuelve hacia mí, con tal grado de conexión inversa que me fuerza a cambiar.

(71094 – De la “Charla sobre formación integral”, # 10 del 16 de Diciembre del 2011)

El rol especial de los fervientes egoístas

Pregunta: Las personas difieren en cualidades, y hay personas que tienen un rol especial. Son portadores del método de la formación y educación integral, y deben enseñar, comunicar, y hablar de ello a la humanidad.

Respuesta: Es verdad, hay personas con una alta sensibilidad y susceptibilidad hacia este método integral específico. Entre el seis  y el diez por ciento de las personas en el mundo, se esfuerzan hacia la interacción integral. Representan la amplia variedad de organizaciones altruistas, y luchadoras por diferentes tipos de libertad. Ellos no son revolucionarios, sino luchadores ambientales, protectores del mundo animal, etc. Este número incluye voluntarios que ayudan a otros como a los pobres, a los hambrientos, etc.

Sin embargo, esas son personas que simplemente luchan por este tipo de comunicación, por la integración. Como regla, no tienen un alto y profundo nivel de entendimiento del sistema integral. La naturaleza los hizo de esta manera.

Entonces, existen personas que por naturaleza son egoístas entusiastas muy reales. Como vemos de nuestros estudios, ellos no están incluidos en ese seis o diez por ciento de los altruistas naturales. Esos son egoístas muy comunes, y el entendimiento de la necesidad por la integración se revela en ellos a causa de su deseo de entender el significado del mundo, de la existencia, y la ley de la naturaleza, su plan. Quieren saber hacia dónde nos está llevando la evolución, por qué es tan inflexible, etc.

Esas son personas científicas que desean profundizar en la misma esencia de la evolución. Ellos componen el escuadrón que lleva a la humanidad hacia la meta. La naturaleza no los hizo altruistas, sino que su altruismo se desarrolla de acuerdo a su investigación y a la toma de consciencia de la necesidad de este proceso.

Estamos tratando de encontrar esas personas en diferentes rincones del mundo; con la ayuda de un sistema de diseminación dedicado, ellos vienen a nosotros. En la actualidad, existen cerca de dos millones de personas en todo el mundo que están conectados con nosotros, sin importar su origen, religión, nacionalidad, y estilo de vida.

Ellos están unidos por una aspiración común por realizar correctamente el avance del hombre hacia la meta, llegar a ella, y cambiar la dirección de la humanidad para que en lugar de avanzar a través del sufrimiento, avance a través de la toma de consciencia, es decir de la unificación intencional, consciente. Estamos tratando de encontrar una conexión con esas personas y organizarlas.

Pregunta: ¿Pueden esas personas participar en la creación del sistema de formación integral?

Respuesta: Absolutamente, ¡Ellos son los indicados! Nosotros estamos preparándolos. Tenemos un curso de guías de la formación y educación integral en el que damos entrenamiento especial, incluyendo trabajo con las personas, juegos de enseñanza en grupos, eventos activos, y principalmente hacer un análisis de grupos en los que se reúnen las personas para discutir sobre sí mismos, la sociedad, y todos los problemas que pueden aparecer entre ellos.

Provocamos intencionalmente problemas en esos grupos. Entonces, se dividen en subgrupos como defensores, fiscales, críticos, jueces, jurado, etc., y ellos discuten esos problemas. Hay discusiones muy serias.

En realidad no invitamos a participar a los psicólogos porque queremos que las personas se desarrollen internamente, independientemente del enorme aparato psicológico y de toda la masa de información recopilada. Queremos que lo consideren desde el punto de vista de una meta integral. Con los psicólogos, cada uno trabaja con su propia parte. 

Tenemos gran cantidad de material con respecto a esto y mucho con qué trabajar.

(71096 – De la “Charla sobre formación integral”, # 10 del 12/16/11)

¿Una lucha por el liderazgo?

Pregunta: Cuando egoístas no corregidos se reúnen en un grupo, hay personas entre ellos que dominan, que toman posiciones de liderazgo, y comienzan a apropiarse y a redistribuir los recursos intelectuales, emocionales, y otros recursos del grupo ¿Cuál es la manera adecuada de trabajar con un fenómeno como el liderazgo en una sociedad integral?

Respuesta: ¡Eso significa que esto es una “comunidad”, no un grupo! Desde el principio, establecemos una serie de condiciones, de acuerdo a las cuales una comunidad puede ser llamada un grupo, sin importar quién es grande o quién es pequeño. Estas pueden ser diez personas, veinte, treinta, o un millón.

Un grupo es una comunidad donde ninguna persona se destaca. Cada persona debe integrarse tanto en el grupo que llega a ser absolutamente un todo con este. Su integración con el grupo consiste en su entrada a este y en tomar el lugar que siente que necesita tomar para llevarlo a la armonía absoluta.

De esta manera, cada uno busca responder la pregunta: “¿Qué puedo hacer para convertir al grupo en armonioso, homogéneo, asegurarme de que las relaciones entre todos sean iguales? Si veo posibles desequilibrios, puedo arreglarlos, hacerlos más suaves  con mi actitud y participación para que no haya diferencias y nadie sea más grande o más pequeño. Sólo esta conexión debe existir, llegando a tal nivel de unidad en el que sintamos que aparece algo absolutamente nuevo”.

Esta unidad es algo nuevo que nace de las individualidades. Y tiene derecho a existir.

Nosotros sostenemos esta existencia. La celebramos. Es como nuestro hijo mutuo. Pensamos en este de tal manera que parece comenzar a separarse de cada uno de nosotros y a existir fuera de nosotros. Al final, esta unidad tira de nosotros con tal fuerza que cada uno de nosotros pierde su propia individualidad egoísta y adquiere una individualidad integral dentro de esta unidad. Esta integración no existe sin mí, y mi participación consiste en completarla.

Al mismo tiempo, cada uno recibe la influencia de la masa común que lo sostiene y lo obliga a él o ella como si estuvieran en un bote. Aquí, un pequeño esfuerzo realmente lleva a un gran resultado.

Pregunta: ¿Qué hacer con aquellos que aspiran al poder y poseen cualidades de liderazgo?

Respuesta: Esta manifestación de aspiración por el poder, esas cualidades de liderazgo, es una aspiración por el poder sobre ti mismo.

Pregunta: ¿Cómo hacer que la persona que lucha por mandar sobre el grupo cambie su dirección? Después de todo, las personas así pueden literalmente luchar a muerte.

Respuesta: Es a través de discusiones. Hagan un video del grupo de ustedes, después obsérvenlo con el objetivo de llevarlos a todos a la interacción integral, absoluta y armoniosa. Discutan ¿quién necesita ser cambiado de posición, quién necesita ser ascendido, quién necesita ser eliminado, quién necesita acercarse a quién, y cómo creamos un mecanismo absolutamente integral de manera que nos conectemos como ruedas dentadas y giremos al unísono, ni más ni menos? Cada uno necesita hacer un esfuerzo en esta dirección.

Pregunta: ¿Es esta la meta?

Respuesta: Ya has dicho que cada persona va y trabaja y hace un esfuerzo por alcanzar algo, ¡nosotros estamos alcanzando esto!

Aquí, estamos revelando nuestra propia naturaleza egoísta, y aquí nadie puede decir que no somos egoístas. Cada uno revela una enorme resistencia egoísta interna. Cada uno tiene esta área de trabajo.

Debemos ayudarlos a todos con esto y entender a las personas que se adelantan. Algo les sucede. Están fallando en entender algo. Tienen diferentes estados de ánimo. Constantemente estamos suavizando las cosas e integrándonos entre nosotros, sin rebajar ni oprimir a nadie más (sólo a mi propio yo).

No le señalamos nada a nadie. Sólo discutimos las cosas externamente, y cada uno trata a todos los demás de forma absolutamente objetiva: está un objeto y está otro objeto. Las personas no están avergonzadas ni de sus cualidades negativas ni de sus cualidades positivas, entendiendo que estas vienen por naturaleza. Lo que no viene por naturaleza es que debemos llevarnos a nosotros mismos hacia la integración a través de ayuda mutua.

(71090 – De la “Charla sobre formación integral”, # 10 del 16 de Diciembre del 2011)

Estímulos que dan energía

Pregunta: Hemos discutido cuán importante es introducir símbolos integrales de distinción y premios.

Respuesta: Debemos tomar en cuenta el estímulo, pero no el estímulo corporal. Los estímulos deben ser varios símbolos de distinción, incentivos, certificados, diplomas, o cualquier cosa que les dé a las personas el deseo de continuar ascendiendo y de alcanzar la meta.

Esto además señala un cierto grado que ha completado. En realidad es muy difícil definirte en relación a otros en un movimiento integral porque la persona constantemente está realizando trabajo interno en corregirse a sí misma e incluyéndose en un solo organismo.

Es muy bueno cuando la sociedad te alienta. Cuando el estímulo viene de tu esposa o hijos, la persona siente una enorme fuerza al ser respetada y valorada por sus familiares.

Pregunta: ¿A qué se refiere cuando dice estímulo “no corporal”?

Respuesta: Me refiero a recompensas no corporales, nada de dinero, sino símbolos de distinción. No puede haber otro tipo de estímulo aquí. Por ejemplo, un instructor que complete bien un curso recibirá una insignia y cierto rango, tal vez incluso charreteras para usar en el hombro o algo similar.

Pregunta: Dice charreteras, y yo pienso en el ejército. Las personas invierten mucho esfuerzo por unos adornos que no significan nada ¿Podemos nosotros introducir lo mismo?

Respuesta: Si, absolutamente, cualquier incentivo. La meta es lo que importa. Cuando la persona se esfuerza por una meta, incluso si es por unos adornos, no le importan los adornos una vez que logra la meta porque la meta es lo que le importa. Sin embargo, justo ahora, necesitamos estimular a las personas como si fueran niños pequeños porque necesitamos que alcancen la meta.

Pregunta: ¿Puede también ser un “cuadro de honor” como bajo el gobierno soviético?

Respuesta: Claro. Por cierto, el sistema soviético tenía una disposición muy correcta, sólo que tenía una realización incorrecta. Es por esto que todo fracasó. Si todo hubiera sido basado en la educación, verdadera y real educación, en lugar de la represión en la que las personas fueron forzadas a unirse, llevadas a  granjas colectivas y lugares así, entonces ellos habrían tenido éxito incluso entonces. Hoy es una necesidad, en ese entonces, era sólo una oportunidad.

Pregunta: ¿Entonces, todo eso tenía un propósito?

Respuesta: Absolutamente. Las personas tenían una meta. Antes que nada, había cierta igualdad. Existía una cultura común. Había ciertos ideales falsos, pero había ideales. Las personas crecían de una forma completamente diferente. A pesar de toda la deformidad y fealdad de la manera en que las cosas les fueron impuestas a las personas, la teoría en sí era integral y correcta.

(70990 – De la “Charla sobre formación integral” # 9 del 15 de Diciembre del 2011)

Lección diaria de Cabalá – 02.29.12

Preparación para la Lección

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Escritos de Rabash “¿Qué es la inclinación al bien y la inclinación al mal respecto al hombre en el trabajo?”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zóhar, selecciones, capítulo “Bereshit” (Génesis), “Moisés y dos Mesías”, ítem 250, Lección 71

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Lectura introductoria “Ser un hombre, el futuro de la educación” – 02.28.12

Cabalá para la Nación, serie de lecturas introductorias: “Ser un hombre, el futuro de la educación”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Bienvenido a un grupo para principiantes

Pregunta: Hay grupos cerrados y abiertos. Un grupo cerrado es donde no se permiten nuevos miembros, y, naturalmente, el grupo está en contra de la gente que lo deja. Y las personas son absolutamente libres de unirse y salir de los grupos abiertos. ¿Cuáles son los elementos de un programa de formación integral: es un programa cerrado, abierto, o mixto?

Respuesta: Nuestra práctica en lo que respecta a esto es muy interesante. Nuestros grupos son constantes. Pero cuando ellos van mano a mano, se pueden mezclar y no sienten absolutamente ninguna diferencia entre ellos. Cuando tenemos eventos comunes, nuestro grupo, conectados entre sí hablan de lo mismo, piensan de forma idéntica, y no hay absolutamente ninguna diferencia entre ellos, todos se entienden entre ellos.

Cada grupo avanza de forma independiente sin mezclarse con otros grupos, pero se une con los demás de vez en cuando durante nuestras convenciones y nuestros otros grandes eventos. Básicamente No se permiten en el grupo personas nuevas. Esto introduce un desequilibrio muy fuerte. Un grupo tiene que avanzar por su cuenta, todo tiene que estar en armonía en él, y cuando vienen personas nuevas, tiene que formarse en un grupo nuevo.

(70903 – De la “Charla sobre formación integral” # 9 del 15 de Diciembre del 2011)

Tú y yo somos de la misma sangre

Pregunta: Hemos discutido que cuando formamos grupos de aprendizaje integral, necesitamos prestar atención a las pruebas preliminares y a las conversaciones, colocar a personas con cualidades similares (tales como edad y género) en determinados grupos. ¿De cuales otras cualidades estamos hablando?

Respuesta: Yo no creo que la educación, la mentalidad, la edad o la cultura importen mucho. Lo interesante es que todo pasa a ser eliminado en los grupos de educación integral. Por esta razón, cuando hablamos de unir todas nuestras cualidades en una cualidad común de otorgamiento, amor, garantía mutua y así sucesivamente, todos se sienten antagónicos sobre esto. Así que no importa si alguien es más o menos educado o tiene cierta mentalidad. Esas sólo son expresiones externas que no se observan aquí.

Yo sólo puedo decir una cosa: cuando estudiamos junto con grupos de todo el mundo, conectando y explorando el método común por muchos años, observamos el tipo de unidad donde no hay ninguna diferencia entre personas que están físicamente en la misma aula, en un grupo conmigo, o personas a las que veo sólo una vez al año.

Por cierto, cada año yo visito nuestros principales grupos en Rusia, Norteamérica, Sudamérica y Europa. Yo no veo una diferencia entre ellos porque estudiamos el mismo método, y todos los grupos se desarrollan paralelamente los unos con los otros. Cuando tenemos convenciones donde han participado nuestros amigos de todos los continentes, de cinco a ocho mil personas se reúnen en un solo lugar y no percibimos ninguna diferencia entre nosotros.

Por supuesto, la barrera del idioma todavía se interpone entre nosotros ya que nos encontramos aún en Babilonia, eso todavía no está corregido, pero ya casi estamos allí. Una vez que esto se corrija, aparecerá un estado de absoluta y real homogeneidad.

(70995 – De la “Charla sobre educación integral” # 9 del 15 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Oren por el poder interno del otorgamiento
¿Qué es garantía mutua?
¡Todos para uno y uno para todos!