entradas en '' categoría

Se hace sin preguntas

La naturaleza puede manejar esto, démosle una oportunidad

En las noticias (de EurekAlert): “Mitsch, un profesor de medio ambiente y recursos naturales de la Universidad Estatal de Ohio, ha liderado los esfuerzos para comparar el comportamiento de dos pantanos experimentales en el campus, uno al que le sembraron en 1994 vegetación de humedales y otro al que dejaron colonizar por la vida vegetal y animal”.

“Los dos humedales contienen ahora casi el mismo número de especies de plantas y casi 100 especies más de las que existían hace 15 años. Cuando los dos pantanos fueron creados, los investigadores plantaron 13 especies comunes de humedales en un pantano y el otro lo dejaron que se desarrollara naturalmente. El agua del río cercano Olentangy ha sido continuamente bombeada en ambos pantanos en tasas diseñados para imitar el flujo de agua en un ambiente de agua dulce de humedales”.

Mi comentario: Todo esto sugiere que las condiciones iniciales no son importantes: Lo principal es permitir que los humedales se desarrollen naturalmente. Tenemos la oportunidad de volver a la naturaleza: Si la dejamos sola, sin nos limitamos a las necesidades de la vida, en unos pocos años, nos encontraremos otra vez en un mundo sano.

(72477)

Ser dueño de mi mismo

A la persona no le importa si recibe u otorga, sino más bien cómo se siente al respecto. Si me siento bien, estoy dispuesto a llevarte un regalo cada día, cada momento. Lo principal es que me produzca placer.

El problema no está en dar el presente, sino en sentir placer de esto. En el momento en que yo sienta que otorgar me llena, te daré lo que quieras. No pienso si dar o no dar, sino acerca de cómo obtener placer de ello.

No hay mucho espacio para filosofar aquí porque no somos más que el deseo de disfrutar, por lo que podemos hacer cualquier cosa si nos trae llenado. La cuestión es ¿cómo llevar a cabo acciones sin recibir ningún llenado?

Es por ello que se nos dio el deseo de llenarnos de manera egoísta, para que por encima de ello, construyamos nuestra actitud hacia la forma de llenado. Tengo que revisarme a mí mismo. ¿Cómo puedo disfrutar? Esto quiere decir que me tomo por el cuello y ahora decido cómo debo disfrutar: de este modo o del otro. Hasta entonces, me estrangulo y no me permito recibir nada.

Así me vuelvo independiente. Soy libre con respecto al llenado, soy capaz de detener la recepción de llenado, o por el contrario, de llenarme. Esto me hace similar al Creador, porque Él es el amo, tanto del deseo como del llenado, y así es como me convierto en amo y tengo control sobre ambos.

¡Nosotros no entendemos cómo podemos estrangularnos con nuestras propias manos y que tan libres somos una vez que alcanzamos eso! Se trata de un estatus tan alto que sólo en él soy llamado “humano”.

Hasta entonces sólo hay un cálculo automático en mí y nada más que eso. Es como querer dejar de fumar porque no es saludable. Todo depende de qué es más importante para mí.

(72564 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 11 de Marzo del 2012, TES)

Obligados a amar

Pregunta: ¿Qué debo hacer con el odio hacia los amigos que manifiesto en el camino espiritual?

Respuesta: Aprender de los autores del Libro del Zóhar. Reunirse a fin de “participar en la Torá” es decir, descubrir al Creador, al principio ellos sienten odio los unos hacia los otros. Este fue el resultado del gran trabajo de conexión que hicieron previamente. Cada vez les fue revelado un nuevo estado, un nuevo deseo de recibir, una nueva Reshimo (el gen informativo), y todos lo sintieron como corrupto: “odio a los demás y me amo a mi mismo, quiero todo para mí”.

Esta es la preparación correcta: la revelación de nuevas condiciones que tengo que corregir ahora. Primero descubro la corrupción y luego trabajo en la corrección, para lo cual necesito la Torá. Ella dice: “he creado la inclinación al mal, y creé la Torá como una especia”. Cuando la inclinación al mal es revelada, puedo ir a la Torá para obtener ayuda.

Si no descubres el mal desde el principio, tampoco alcanzarás la Torá. En este caso no aprendes el método de la corrección, sino la teoría. La “Torá” es la Luz que Reforma que atraes de los escritos de los cabalistas hasta el punto en que descubres el mal dentro de ti y sufres porque no lo deseas. Esto es así porque anhelas el otorgamiento y el mal que se te revela te molesta al no permitirte alcanzarlo. No es que te traiga desgracias o mala suerte en esta vida; te impide alcanzar el otorgamiento en particular.

Así que la preparación para la lección es lo más importante, como Baal HaSulam escribe en la “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”, ítem 17. Así es cómo uno debe abordar el estudio. Donde sea que la gente estudie, tú puedes comprobar: ¿ellos alcanzan el reconocimiento del mal? ¿Ellos no sólo se dan golpes de pecho y se confiesan, sino que realmente descuben la maldad en ellos?

La persona no descubre esto con respecto a sus vecinos, colegas o miembros de su familia, sino sólo en relación con los amigos, cuando los odia en lugar de amarlos. Ella intenta conectarse con ellos con todo su corazón, con toda su fuerza, pero no puede. En cambio, siente cuan odioso y repulsivo es el solo pensar en eso.

No existe mayor rechazo y desaprobación: después de todo, es como si estuvieras siendo obligado a amar. Esto alcanza sensaciones muy complejas. Y es entonces cuando debes comprometerte con la Torá, es decir, con el método de corrección.

(72541 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 13 de Marzo del 2012, “Introducción al TES”)