entradas en '' categoría

El mundo en una encrucijada

Hoy, hablaremos sobre la crisis que afecta a toda la humanidad y de la posible solución que ofrece el método de educación integral.

La humanidad ha entrado en un período difícil y ha ingresado en un estado en el que se siente completamente perdida.

Por lo menos, las personas que se ocupan de la sociedad, la familia, la educación, crianza y problemas públicos, gubernamentales y sociales; no pueden encontrar soluciones a los problemas que surgen en la actividad individual de la sociedad y el gobierno. Nos encontramos en un estado que no podemos entender.

Sin embargo, en los últimos años (79-80 años), los científicos sospecharon lo que iba a pasar. A partir de la década de 1920, aparecieron los primeros artículos sugiriendo que el mundo estaba entrando en un área completamente diferente de desarrollo, que fue aumentando a un nivel totalmente diferente: el nivel de desarrollo integral. Muchos investigadores escribieron acerca de esto. En la década de 1960, el famoso Club de Roma habló sobre esto, así como muchos otros investigadores y organizaciones.

Y hoy en el proceso de la crisis, hemos llegado a un estado muy profundo desde el cual no podemos encontrar la manera de salir.

Anteriormente la crisis tocó sólo los problemas de crianza y educación de los niños. Estábamos descontentos con lo que sucedía, pero de alguna manera lo sobrellevamos, aunque vimos que las escuelas no educaban a los niños, que nuestros hijos soportaron acoso, violencia y abusos en la escuela. Pero nosotros lo toleramos.

Entonces comenzamos a notar cómo de repente las personas dejaron de preocuparse por la familia y la familia comenzó a desintegrarse, lo que no sucedió hace 100 a 200 años atrás. A lo largo de la historia de la humanidad, era aceptado que la persona viviera en una familia con sus padres y luego formara su propia familia; entonces, sus hijos lo hicieron y todos estaba unidos en un hogar común, pero ahora todo está experimentando una decadencia importante. La gente comenzó a divorciarse, los niños a alejarse de sus padres, la gente no quiere casarse o formar una familia. Esto también es una crisis porque este fenómeno no es natural para nosotros, para las personas.

¿Y qué pasará con las generaciones futuras? Ya estamos enfrentando un problema demográfico donde los ancianos superan a los jóvenes. Y quién sabe quién les proveerá para su vejez. ¿Qué sucederá contigo si no tienes hijos? ¿Quién te proporcionarán ayuda?

Las personas ni siquiera piensan que una generación es compatible con la otra. Al menos, son necesarias tres generaciones: los ancianos, los padres y los niños para que se apoyen, eduquen los unos a los otros, transmitan conocimientos, cuiden del hogar; que los jóvenes cuiden de los ancianos y los ancianos transmitan sus valores de vida y experiencia. No hay nada parecido.

Entonces, hay problemas con las drogas y la depresión, la depresión es tan fuerte que los médicos de hoy la consideran la enfermedad número uno del siglo, no sólo la enfermedad en sí, sino también sus consecuencias. La causa, la raíz de la mayoría de las enfermedades en el mundo es la depresión, la ansiedad intensa, la separación y el desamparo.

La última crisis contiene una crisis en la ciencia, la educación, en todas las cosas. La crisis en la ciencia comenzó desde el punto en que dejamos de creer en la ciencia. Una vez, pensamos que a través de la ciencia alcanzaríamos a tener una buena vida, a conquistar el espacio, a habitar otros planetas y a tener posibilidades ilimitadas por delante. Y de repente, cerramos todos los programas espaciales; ya no estamos interesados en la exploración del espacio; no creemos que podamos encontrar algo allí. Al final, todo está paralizándose. La persona se siente deprimida; no quiere nada.

La última crisis es la crisis económica. Es la más dura y la más difícil porque afecta todos los aspectos de nuestras vidas. Alimentos, atención en salud, calefacción, seguridad, todo depende de la economía. Pero la economía se niega a operar; ya no funciona y no sabemos por qué. Las empresas cierran, se inflan “burbujas” financieras, y se producen todo tipo de malos manejos del dinero. Y todo lo que se suponía que iba desarrollarse positivamente, para nuestro beneficio, se vuelve contra nosotros.

Pero lo interesante es que nadie puede manejar esto, ni  los eminentes economistas, ni los políticos, pero nosotros estamos dispuestos a ayudarles porque no sobreviviremos sin la economía. Resulta que no sabemos qué hacer. Un gran número de altos políticos, jefes de estado, el G8, el G20 se reúnen y no pueden resolver nada. No saben qué hacer.

(73554 – De la Convención en Vilna del 22 de Marzo del 2012, Lección Preliminar)

Material Relacionado:

El mundo desconectado
Aprendiendo de la crisis
Charlas sobre globalización y crisis financiera

Las etapas del ascenso hacia el Creador

La ciencia de la Cabalá describe las etapas de desarrollo por las que debemos pasar al acercarnos unos a otros con el fin de revelar la Fuerza Superior. De acuerdo a nuestras aspiraciones hacia la unidad, a la anulación de nuestro egoísmo y ascenso por encima de este y nuestra unidad, llegamos al primer nivel y sentimos esta fuerza al nivel de Nefesh (nivel inanimado). Comenzamos a sentir que algo está entre nosotros, pero aún no podemos comprenderlo exactamente. Existen algunas sensaciones, pero no son definibles y determinables aún. 

Más tarde, con un anhelo más fuerte del uno hacia el otro, llegamos a una conexión más fuerte y comenzamos a sentir como penetrar mutuamente un poco y sentir más la conexión. De esto, surge una sensibilidad mayor, la habilidad de sentir. Y no sólo sentir, sino determinar y entender cómo lo hacemos. Aparece la sensación al nivel de Ruaj, el nivel del movimiento. De acuerdo a nuestro movimiento del uno hacia el otro, podemos entrar en contacto con esta fuerza con diferente fortaleza más o menos de acuerdo a los matices de los encuentros. Nuestros movimientos y entendimiento de esta fuerza superior suceden en una especie de diálogo: en nuestro esfuerzo y su respuesta, la reacción de la fuerza superior.

Avanzamos más en establecer incluso una mayor armonía entre nosotros y comenzar a sentir justo como conectarnos, pero además qué dar y qué recibir del otro. Entonces llegamos a la sensación de la fuerza superior y nos comunicamos con esta ya sea en otorgamiento o recepción de ella. Este nivel es llamado Neshama al nivel de Bina, un nivel extremadamente alto.

Después llegamos a una percepción incluso más profunda de interacción entre nosotros: de qué manera trabajar con ellos recibiendo del otro o dando a los otros a través de uno mismo. Al dar a otros a través de uno, llegamos al nivel de Luz de Jojma o Jaya.

Y finalmente, llegamos al estado en el que sentimos a todos como un todo. No hay diferencias, no hay comunicación, no hay transiciones, y no hay transmisión, sino que todo se fusiona en una gota de agua y entonces toda la separación desaparece completamente. Llegamos al nivel de Yejida (de la palabra unidad), la completa unidad entre nosotros y la fuerza superior.

Esos cinco niveles se logran sólo según el grado de conexión entre nosotros; en el que nuestro egoísmo personal, nuestro proteccionismo, y todo lo personal es removido, la persona asciende y vive sólo en común.

Para desarrollar esta posibilidad, tal instrumento de percepción, nos reunimos en grupo durante los congresos, en todas nuestras acciones y gradualmente desarrollamos esto dentro de nosotros.

Nuestro tiempo es especial porque nos fuerza y nos mueve hacia ello, y no sólo a nosotros sino que toda la humanidad es movida hacia las etapas iniciales en las que la persona aún no entiende lo que significa desarrollar sensaciones, unirse, y conectarse con otros.

Toma muchos pasos antes de que la persona averigüe: ¿Por qué es todo esto? Él actúa automáticamente al ver a otros. Y sólo más tarde, algo comienza a moverse gradualmente en el interior como resquebrajándose desde dentro. Comienza a sentir algo más, algo nuevo y absolutamente desconocido aparece ahí, como una entrada a un área absolutamente nueva, que antes estaba completamente oculta.

Y el mundo nos ayuda hoy con eso al permanecer en un estado absolutamente incomprensible y confuso. Ninguna de las personas en el mundo, jóvenes y viejas, pobres y ricas, fuertes y débiles, sabe dónde está. Todos están buscando, pero no saben dónde. Actúan de forma mecánica tratando de vivir la vida que solían vivir, pero esta ya no está ahí.

(73639 – De la Convención en Vilna del 23 de Marzo del 2012, Lección # 1)

Material Relacionado:

De la luz de nefesh, a la luz de iejidá
Ascendiendo los peldaños de la escalera por medio de la luz del zohar
Pensamientos relevantes en shamati, la esencia del alcance espiritual

Un amortiguador entre la naturaleza y la humanidad

Pregunta: Nuestros esfuerzos para unirnos y en diseminación crean cambios en el resto del mundo ¿Esto también nos afecta? Por ejemplo, si creamos cursos para las masas y comenzamos a conectarnos con esas personas, su número crecerá ¿Esto tendrá un efecto en nuestra habilidad de avanzar y unirnos más rápido? ¿Están interconectados esos procesos?

Respuesta: Esos procesos están definitivamente conectados. Recibimos la oportunidad de avanzar para ser capaces de guiar a toda la humanidad. Desde la perspectiva de la naturaleza no hay necesidad que nosotros existamos. Servimos como un amortiguador que tiene que trabajar en coordinación con la naturaleza y con el resto de la humanidad porque esta no puede avanzar por su cuenta.

Por esta razón debemos estar junto con los siete mil millones de personas. Debemos tratar de crear un método que sea comprensible para ellos y organizar todo en una manera que sea fácil, placentera, conveniente, y alegre. Debemos encender su interés de seguirnos. Esto nunca debe forzarse porque su avance tiene que ser voluntario y consciente.

Tenemos que elevar constantemente su desarrollo para que se den cuenta de la importancia de moverse hacia adelante. Así, ellos avanzarán. En esencia, nuestra educación está dirigida hacia llevar a las personas a la toma de consciencia de la necesidad del desarrollo personal.

(73571 – De la “Charla sobre educación integral” # 14 del 18 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Les deseo a todos una corrección sencilla
Método “express”
El rol especial de los fervientes egoístas

El doble error de una marioneta

Pregunta: No entiendo cómo un Partzuf espiritual puede calcular hasta qué grado puede recibir con el fin de otorgar si cada vez descubre un nuevo estado en el cual nunca estuvo antes.

Respuesta: El Partzuf espiritual pasa por nuevas fases todo el tiempo. Como reza el dicho: Será como nuevo para ti. Pero puede llevar a cabo diferentes acciones basado en lo que era antes ¿Gracias a qué? ¡Gracias a la petición de él al superior para que lleve a cabo esta acción!

En nuestro mundo, todas las acciones también son llevadas a cabo por el superior, pero no piensas en ello y piensas que estás haciendo todo por tu cuenta. Pero todo es realizado por la Luz superior, y estás cometiendo un doble error llamado ocultamiento doble.

En realidad, no estás haciendo nada por tu cuenta. Todo se realiza gracias a la misericordia del Creador, y no estamos a cargo de nuestras acciones, nuestras decisiones, y nuestros cálculos. Tú puedes tener dudas y sentirte inseguro de cómo actuar en el mundo espiritual ya que estás acostumbrado a sentir que estás a cargo en este mundo y que todo depende de ti. Pero aquí tampoco haces nada o decides nada por ti mismo.

Sólo parece que lo haces; pero todo lo que sientes, decides, y llevas a cabo es ficticio. Dentro de ti hay una mano, como en una marioneta, que constantemente te mueve, así que relájate.

(69750 – De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 13 de Febrero del 12, El Estudio de las Diez Sefirot)

Material Relacionado:

Una marioneta que se trae a la vida a sí misma
¿El ocultamiento se esconde dentro de mí?
Un caramelo para el diabético

Lección diaria de Cabalá – 03.26.12

Preguntas acerca de la Convención

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

¿Estamos o no otorgando?