Bloques de construcción del primer grado espiritual

Pregunta: Se nos dijo que es imposible alcanzar la revelación del Creador, sin alegría. Pero no entiendo ¿cómo puede usted sentir alegría cuando trabaja en contra de su voluntad, en contra del egoísmo?

Respuesta: Tal vez alguien se sienta alegre cuando baila en un club. Pero aquí estamos alegres de trabajar para la meta espiritual. Está escrito: “Nuestro corazón se regocijará con Ellos”.

Tal vez te gustaría estar alegre, pero no sientes esta alegría en tu corazón. Hay un consejo para esto: ¡Trata de estar alegre! Verás cómo afectará esto a los otros que te miran y entonces ellos también comenzarán a bailar y a cantar. Y también tú sentirás alegría al verlos.

No importa si al principio tu alegría es simulada. Si no juegas y sigues siendo “sincero”, de acuerdo a tu egoísmo, permanecerás como el resto del mundo. El mundo entero se comporta de una manera absolutamente sincera: Ellos actúan como su egoísmo les ordena que actúen.

Pero tú quieres salir de tu egoísmo, y esto sólo puede hacerse jugando. Jugamos como si realmente quisiéramos el otorgamiento, como si necesitáramos al grupo, como si necesitáramos al Creador. Todo esto lo hacemos “como si”, porque lo que yo realmente necesito: ¡es consumirme al mundo!

El juego es una cosa muy seria. Tú ves la seriedad con la que juegan los niños pequeños, y su juego les ayuda a crecer. No importa lo que estudies, tu entendimiento llega a través de los ejercicios. El ejercicio también es un juego, con el que eres instruido para hacer ciertas acciones, lo cual no tienen otro propósito sino hacer que tú aprendas.

El trabajo espiritual es también un juego. Es como en el caso de un niño al que se le dieron bloques de construcción para construir algo. ¿Hay alguien que realmente necesite lo que él va a construir? Pero él piensa que está construyendo realmente, que él está haciendo algo importante. Y esto es realmente importante porque esto hace que él crezca.

Y nosotros debemos hacer lo mismo ahora, debemos jugar con el grado mayor como los niños. Como si ya estuviéramos conectados y fuéramos felices, al revelar al Creador. ¡Tenemos que jugar con esto! Y tú realmente lograrás esto jugando, porque al jugar atraes la Luz que reforma.

Tú no tienes ninguna conexión con la Luz superior, pero la despiertas desde lejos al jugar. Cuando un niño juega, también despierta la misma Luz que reforma, sólo que él juega de manera corporal, y es por eso que la Luz le influye en el mismo nivel. El mismo principio se aplica aquí.

Esto es muy serio. Tú crees que yo estoy dándoles solo una conferencia, pero este es el fundamento de la creación. Nosotros experimentamos con este mundo y aprendemos que esta es la forma en la que funcionan las cosas. Los cabalistas no nos dan ningún consejo extraño, ilógico: Sólo tenemos que hacer un pequeño esfuerzo para tratar de entenderlo.

Estas son leyes inmutables, al igual que las leyes de la física. Y las leyes espirituales son aún más estrictas y precisas que las leyes de nuestro mundo, que las leyes de la física y la química. Se te están explicando las condiciones para despertar la fuerza que te cambiará y te hará crecer. Esto se refiere a las acciones que puedes hacer para despertar las fuerzas de la naturaleza. Y tú no tienes nada que objetar aquí: Lo único que te queda por hacer es acercarte a esto tan seriamente como puedas y jugar.

(71338 – De la Convención Arvut en la Aravá del 23 de Febrero del 2012, Lección # 2)

Material Relacionado:

Un juego que se transforma en vida
La persona nace en regocijo
En la medida de mi esfuerzo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta