Cirugía a corazón abierto

Pregunta: ¿Cuál es el pequeño esfuerzo que debe ser aplicado por cada persona para abrir su corazón y, finalmente, revelar la apertura hacia el mundo espiritual?

Respuesta: Lo primero y más importante es que yo debo incluir a todos en mi corazón. Tú puedes pensar en ello o guardarlo en tus sensaciones. Todo depende de cómo trabajes en el corazón y en la mente. Es posible que no quieras permanecer en tus sensaciones, esto depende de la persona. Para mí, esto ayuda a añadir la razón, porque fortalece mi sensación. Yo lo absorbo todo dentro de mi corazón y recuerdo que todo el universo está contenido dentro de la persona, y que ella encarna el mundo entero. Yo incluyo a todos mis amigos en mi corazón, porque por el momento soy incapaz de incluir al mundo entero. Si poseo una aspiración hacia mis amigos, entonces, sin duda, ellos poseen una aspiración hacia mí también. Nosotros ni siquiera necesitamos hablar de ello. Yo realmente comienzo a sentir que ellos existen dentro de mí, como una madre que se siente a sus hijos en su interior.

De esta manera puedo obtener una percepción más exacta de la realidad que existe dentro de mí. Baal HaSulam escribe que la imagen del mundo se produce en la parte posterior de nuestro cerebro y la sensación del mundo se produce en nuestro corazón. No existe un mundo por fuera de mi sensación.

Mi corazón es Maljut del mundo del Infinito, pero si tengo que incluir a todos dentro de mí, entonces me convierto en Adam ha Rishon (el primer hombre) y la imagen del Creador se revela dentro de mí. Mi materia obtendrá la forma de Adam y cuando la forma del Creador se envuelva en ella, es llamada la adhesión del Creador con la creación, o la unificación de Zeir Anpin con Maljut.

Recibiré una confirmación desde todos los rincones de que todo lo que tengo que hacer es absorber la totalidad de la realidad en el interior. Yo empiezo esto trabajando con los amigos, ya que podemos influirnos y ayudarnos uno al otro. La primera apertura del corazón depende de mi comprensión del hecho de que no tengo otra opción. He elevado mis manos en la desesperación, al ver que no he conseguido nada. Tengo la certeza de que no hay otra manera de llegar a la fuente de vida y de alcanzar su propósito. Por lo tanto, estoy listo para abrirme.

Aunque puede ser que tú puedas decidir que no has explorado todas tus opciones. Esto es así porque el egoísmo de la persona siempre trata de convencerlo de que todavía puede tratar de lograr el éxito por su cuenta a través de diferentes medios. Sólo como resultado de la completa decepción uno está de acuerdo en unirse con los amigos. Esto es lo último que me queda por hacer. Si me decepciono de todas mis actividades, si todos mis intentos de tener éxito terminan en fracaso, sólo entonces, como resultado de mi desesperanza, desesperación y presión extrema, acepto unirse.

Esto es similar a un niño que estaría encantado de permanecer en el interior de la madre, que no quiere salir, ¡pero la presión lo empuja hacia afuera de ella! ¿Crees que los hijos de Israel querían para salir de Egipto? Mientras estaban en el desierto, ellos ya lamentaban la salida de Egipto, donde lo tenían todo. Nadie quiere nacer en el mundo espiritual, porque todos somos egoístas. Es una transición muy difícil y por eso es tan estrecha (Zar) y se llama los dolores de parto (Tzirim).

Se dice que una cierva preñada va a la parte alta de las montañas y hasta que no aparece una serpiente y la muerde, la hembra no es capaz de dar a luz. La serpiente representa el peor egoísmo, y hasta que no se revela en la persona, ella no está lista para nacer.

(71428 – De la Convención Arvut en la Aravá del 24 de Febrero del 2012, Lección # 3)

Material Relacionado:

Ensamblando al mundo partiendo de sus partes rotas.
El futuro yace en una buena conexión mutua
Los dolores de parto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: