“Cuanto más empeora la economía, más tiempo vive la gente”

Opinión (Peter R. Orszag, vicepresidente de banca global del Citigroup): “Un mercado laboral débil, como el que hemos experimentado desde la crisis financiera en 2008, impone un enorme estrés en las personas. Teniendo en cuenta la ansiedad añadida generada por una economía débil, usted podría pensar que la esperanza de vida podría disminuir. Curiosamente, sin embargo, durante las recesiones, suele ocurrir exactamente lo contrario: La esperanza de vida aumenta”.

“La tasa de mortalidad ajustada según la edad en los EE.UU. se redujo un 2 por ciento entre 2007 y 2010, según datos preliminares de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Como resultado, la esperanza de vida proyectada al nacer se elevó a 78,7 años en 2010 a 77,9 años en 2007, un aumento de 0,8 años. En contraste, entre 2004 y 2007, cuando la economía era mucho más fuerte, la esperanza de vida aumentó sólo en 0,4 años”.

“La esperanza de vida parece haber aumentado más en los estados con aumentos relativamente importantes en el desempleo. En Michigan e Illinois, por ejemplo, donde el desempleo aumentó mucho más que en Dakota del Norte o Iowa, las tasas de mortalidad ajustadas por edad han tenido un descenso más pronunciado desde 2007. (En los estados con el menor incremento en el desempleo, las tasas de mortalidad han aumentado de manera perversa)”:

“Estos datos de estado cruzados son consistentes con los patrones históricos que los economistas Douglas Miller, Marianne Page, Ann Stevens y Mateusz Filipski han encontrado. Su investigación muestra que un aumento de un punto porcentual en la tasa de desempleo de un estado, está asociado con una reducción del 0,5 por ciento en la tasa de mortalidad del estado”.

“Durante la Gran Depresión, la esperanza de vida también aumentó, según una investigación realizada por José Tapia Granados y Ana Diez Roux, de la Universidad de Michigan. Como ellos concluyen: “La evolución de la salud de la población durante los años 1920-1940 confirma la hipótesis contraria a la intuición de que, al igual que en otros períodos históricos y economías de mercado, la salud de la población tiende a evolucionar mejor en las recesiones que en las expansiones”.

“¿Cómo puede ser esto? En una serie de documentos importantes, Christopher Ruhm, economista de la Universidad de Virginia, ha explorado las razones. Parece que mientras las tasas de suicidio aumentan durante las crisis, otros tipos de muertes, como de los accidentes de vehículos de motor, se reducen más. Los sorprendentes hallazgos se aplican incluso a los ataques al corazón. En un estudio titulado “Una economía sana puede romper tu corazón”, Ruhm encuentra que el desempleo más alto reduce las muertes por ataques al corazón, tal vez porque cuando hay menos actividad económica, los peligros como la contaminación del aire y la congestión del tráfico son menos severos. El tabaquismo y la obesidad también tienden a disminuir”.

Mi comentario: Para eliminar el suicidio, es necesario dar a la persona un sentimiento de felicidad. La red universal de educación integral creará las mejores condiciones para la salud humana.

(71558)

Material Relacionado:

Niebla sobre londres
La educación puede arreglar el cerebro de un adicto
Tres sencillas maniobras para curar al sistema de salud

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: