Dejemos que la convención nos llene con un aliento de vida

Pregunta: ¿Qué clase de éxito espera de la convención?

Respuesta: Espero que sintamos la primera forma del hombre, vistiéndonos, es decir, el Creador revelado en nuestra unidad. Pero que sea una revelación clara, no algo vago, como cuando todos sintieron sólo el comienzo de un nuevo estado como fue sentido en la convención en el desierto e incluso antes de esta.

Esto debe ser realizado en la práctica para que sintamos el movimiento en el interior, el espíritu habitando en nosotros, y las cambiantes acciones de la Luz.

Si la Luz no se mueve, no la sentimos, no tenemos el aliento de vida. Debe haber Ruaj (espíritu, viento) o cambios, pero no el grado de Nefesh que permanece inmóvil. Lo que sentimos antes era el grado inanimado. Y ahora necesitamos Ruaj, los pequeños cambios dentro de eso nos dan una sensación de vida.

Después de todo, los seres creados, sólo sienten cambios de estado a estado, y a través de este contraste revisamos y entendemos cada propiedad. Nuestra percepción funciona en base al contraste, necesita movimiento para que uno sea diferente del otro. Entonces, esperemos sentir el aliento de vida. La criatura nace a partir de ello, pero no a partir de Nefesh.

Nefesh es como una gota de semen, que vino del padre. Pero cuando comienza a crecer, adquiere su propia existencia. Si hay un nuevo movimiento en este, aparte de esa gota inicial de semen, es ya una nueva vida, un nuevo cuerpo. Este pertenece al feto, no al padre. Esos son los cambios tangibles que estamos esperando que nos sucedan- sólo ellos son sentidos como vida.
(73393 De la cuarta parte de la Lección diaria de Cabalá 21 de marzo 2012, “Introducción al TES”)

Material Relacionado:
La fuerza del derecho de nacimiento
Donde encontrar la Luz Superior
A través del prisma de dos deseos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta