El círculo del abrazo

La atmósfera especial que se creó en los talleres de la convención en Lituania debería ser mantenida siempre durante las lecciones. La persona necesita sentirla constantemente. No importa si ella en realidad está sentada o no en un círculo y abrazando a los amigos o si ellos están simplemente juntos, sintiendo la conexión sin ningún abrazo físico o incluso si están separados porque están muy lejos.

Por supuesto, es muy difícil pero tú ya has sentido que es posible salir un poco del limitado lugar físico y no estar atado al tiempo. Esta conexión continúa existiendo como si estuviera en el aire.

Nosotros necesitamos mantener constantemente esta atmósfera: en las lecciones, en todos los eventos y actividades e incluso en el trabajo. No importa dónde trabaje la persona: en una fábrica, para un jefe, pero a través de todo lo que le sucede, ella está en contacto con el Creador, buscándolo a Él. En cada situación ella debería esforzarse con el fin de revelar la Luz superior, como si estuviera físicamente entre los amigos.

Entonces nosotros seremos capaces de sentir cómo por medio de todos estos esfuerzos revelamos nuestra conexión con un gran grupo de cabalistas de todas las generaciones, que están trabajando con nosotros y continuamos estos esfuerzos. Esto está por encima de todas las limitaciones físicas.

Nos preparamos para estos talleres, nos sentamos en una cierta manera, pero todo esto fue una preparación formal. Nosotros deberíamos tratar de mantener el mismo espíritu que sentimos en ese momento durante nuestros estudios. La principal recompensa son los esfuerzos en sí mismos y no el fuerte sentimiento que esperamos. Nosotros deberíamos valorar el trabajo en sí mismo y no la recompensa por el trabajo.

Por lo tanto, nosotros no deberíamos esperar los estados inspiradores, movilizadores para volver a ellos. La clave es la búsqueda constante de ellos y no recibir los sentimientos placenteros sino prepararnos nosotros mismos para la revelación del Creador, con el fin de traerle alegría a Él. Esta oportunidad es nuestra recompensa. Esto ya es un poco más cercano al estado de otorgamiento, Lishmá.

Nosotros trataremos de hacerlo. Yo lo siento, pero como de costumbre los niños exigen lo que a ellos más les gusta, mientras que los padres les dan lo que es mejor para ellos de acuerdo a su madura comprensión. Y esto no es siempre lo mismo. Hagamos un esfuerzo por alcanzar incluso una forma más correcta.

Nosotros deberíamos apreciar la oportunidad de hacer un esfuerzo, y tendremos que restringir la sensación. Entonces el sentimiento de otorgamiento aparecerá.

(73813 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 3/27/2012)

La experiencia de la Convención Europea
Acelerando nuestro esfuerzo
Los esfuerzos son la recompensa

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: