El drama de los estados de transición

Pregunta: Existe una teoría en psicología que examina el estado psicológico de un niño en todas las etapas de nacimiento. El primer estado es bastante confortable. El segundo y tercero son cuando el niño no nacido experimenta presión, un ataque químico, que estimula su nacimiento, y la última etapa es la más placentera; tiene lugar tras su nacimiento. Los dos estados intermedios son horribles. En un caso, está la desesperación de la situación. En el segundo caso, es un silencioso y dramático trabajo entre el bien y el mal ¿Justo ahora, está la humanidad entera, en esencia, entrando a esas dos etapas?

Respuesta: Pero no tenemos que pasar por esas dos etapas de una forma tan dramática. Esto no es necesario en absoluto.

Por supuesto, si avanzamos por el camino de la naturaleza, el cual es el camino del mal, ya que la naturaleza nos hace evolucionar a través de fuerzas que nos obligan sin suavizarlas, entonces por supuesto, no pasaremos por el nacimiento al nuevo mundo de forma fácil ¡Esta forma es con falta de entendimiento, aislamiento, absoluta impotencia, y pérdida de cualquier orientación! Están acorralados, no son capaces de respirar o voltearse hacia el otro lado, no saben hacia dónde ir y cómo hacerlo porque cada movimiento que realizas causa un sufrimiento aún mayor: interno, externo, y social.

Hoy la crisis en Europa es un ejemplo: No importa en qué dirección se haga un movimiento, sólo empeora ¿Tal vez es mejor no hacer nada? Asusta incluso más no hacer nada ¿Entonces hacia dónde vamos?

Es muy interesante observar el proceso de crisis. Pienso que muchos lo describirán en el futuro. Aún no ha terminado; aún nos queda mucho camino por recorrer para finalizarlo. Terminará precisamente con nuestro nacimiento espiritual.

La crisis mundial sólo empeorará, incluso si en ocasiones observamos periodos de calma, como los lapsos entre las contracciones de parto; sabemos que gradualmente estas se vuelven más frecuentes.

Entonces, si viene un periodo de calma relativa, las personas ya no gritarán: “Eso es todo, se acabó”, como lo hicieron la última vez.

En ese entonces publiqué muchos artículos, expresando que la crisis pronto volvería, pero nadie prestó atención. Ahora las personas están aprendiendo a través de golpes que todo regresa.

No lo entenderemos hasta sentir que estamos en una trampa constante, y que una ruptura se nos entrega sólo para averiguar cómo actuar y comenzar a esforzarnos por nuestra cuenta a través del canal de nacimiento (que continúa contrayéndose a nuestro alrededor, empujándonos hacia una mayor integración). Cuando sintamos esta necesidad por primera vez emocionalmente, a través de sufrimiento o a través de la opinión social en lugar del sufrimiento, entonces entenderemos que sólo nuestra mayor integración, que concentre a todos en un todo único, nos ayudará a completar este nacimiento con entendimiento.

Lo principal es tomar consciencia. Al fin y al cabo, la persona puede pasar por toda clase de problemas e incluso crearlos para sí con el propósito de alcanzar el resultado deseado.

Si continuamos resistiéndonos, sin el entendimiento de hacia dónde nos lleva esto, entonces la naturaleza nos impulsará a través del sufrimiento. Pero nosotros no sólo nos resistimos, además realizamos movimientos negativos, como hoy en Europa, quieren separarse otra vez, pero no hay marcha atrás.

Comentario: Las personas que usaban LSD parecían experimentar todas las etapas de nacimiento, las cuales se habían archivado genéticamente en su subconsciente. Cuando la persona acaba en el segundo o tercer estado bajo la influencia de alucinógenos, usualmente esto termina en el suicidio. Ahora, una vez que ha explicado los monstruosos estados hacia los que nos dirigimos, me queda claro que tal presión e impotencia se volverá tan insoportable que las personas saltarán por las ventanas y se suicidarán.

Respuesta: Esos son estados horribles, guerras horribles, sufrimiento, y exterminación, ¡en la que la muerte parece una liberación, pero no puede ser encontrada! Entonces la persona debe experimentar un enorme sufrimiento.

Esto no es acerca de la muerte; este sufrimiento debe acumularse para hacernos caer en cuenta de la necesidad de ascender.

(69879 – De la “Charla sobre educación integral” # 9 del 15 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Los alegres tormentos del nacimiento
Un giro espiritual
La responsabilidad del hombre de reconstruir la sociedad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: