El grupo ofrece sanación sin dolor

Toda la creación es un deseo de recibir que parece estar dividido en cuatro niveles: inanimado, vegetativo, animado y hablante. Nosotros tenemos que conectar todos ellos y traerlos a la adhesión con la fuerza superior que creó estos deseos. La adhesión se logra mediante la equivalencia de forma, mediante cambiar la manera en cómo nosotros usamos nuestro deseo. No podemos cambiar la intención del deseo en los niveles inanimado, vegetativo o animado porque ellos no están suficientemente desarrollados. Esto solamente puede ser hecho en el nivel hablante.

Cuando una persona desarrolla, alcanza un estado en el cual siente que debe corregir su materia, sus deseos. Simplemente no ve otra salida para la crisis en la que está: la crisis personal, la crisis general, o ambas juntas, las cuales son un resultado del desarrollo del deseo. Llega al pleno reconocimiento del mal y luego entiende que no está bajo su poder el cambiar su propia naturaleza y que necesita la ayuda externa, el “tratamiento”.

Entre las personas está el grupo que lo logra desde el estudio, y que debe explicar esto al mundo entero. Sin el grupo, la humanidad avanzaría hacia el reconocimiento de la maldad de su ego sin poder corregirlo, a través de un terrible sufrimiento.

La parte difícil está en revelar la fuerza superior y en entender que solamente Él puede ayudarnos. Nosotros vemos cuan duro es reconocer en situaciones difíciles que toda la maldad viene del Creador y que la corrección puede sólo venir de Él y que “No hay nadie más que Él”, que solamente Él nos trae el sufrimiento y que solamente Él puede traernos el bien. Nosotros podremos alcanzar el bien solamente si nosotros lo conocemos a Él y le pedimos Su ayuda sólo para un propósito en particular.

Esto es un proceso largo de aprendizaje de cómo avanzar, es muy difícil llegar a Él y pagar por esto con sufrimiento. Por lo tanto, un grupo de personas fue elegido de entre toda la humanidad para que pueda despertar y avanzar hacia este conocimiento de su propia voluntad y para buscar la respuesta a la pregunta “¿Cuál es el significado de mi vida?” en el que ellos no son golpeados por el sufrimiento en el nivel bestial sino en el nivel “humano”. Desde Adam HaRishon (el primer hombre) tales personas aparecieron en el mundo. Ellos necesitan pasar la Torá, la “instrucción”, el método para corregir el ego, a toda la humanidad de acuerdo a la necesidad que cada uno de ellos sienta.

Esto es lo que ha sucedido a lo largo de la historia con todos los que han pensado acerca del significado de la vida, hoy en día esta epidemia se está extendiendo a toda la humanidad, y todo el mundo comenzará a preguntarse: “¿Cuál es el significado de nuestras vidas?”. Aunque esta pregunta tiene dos caras, la pregunta especial, “¿Cuál es el significado de mi vida si yo no conozco el propósito de la creación y su fuente? Si yo no lo logro, entonces mi vida será peor que la muerte”. El resto de la humanidad se pregunta acerca del sentido de la vida ya que ve que sufre y que nosotros estamos cayendo más y más bajo. Una persona siempre se revisa a sí mismo en relación a los demás, en relación al día anterior y a lo que se espera en el día siguiente.

Entonces con el tiempo todo el mundo llegará a la necesidad de corregir su naturaleza. Pero esto sólo es posible con la ayuda de la fuerza superior, con la ayuda de la Luz que Reforma llamada la “Torá”.

(73176 De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá 20 de marzo del 2012, Shamati #6)

Material relacionado:

Una nueva profesión: Humanos
El grupo es la base para la revelación de los secretos de la naturaleza
Sentirnos uno al otro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: