El retorno a la Fuente

Pregunta: Mi hija tiene varios meses de edad, y con el fin de enseñarle a darse vuelta, yo la coloco sobre su vientre y le doy tiempo para que intente voltearse sobre su espalda. Pero si no puede hacerlo y sigue llorando yo mismo la volteo. ¿Por qué no nos ayuda el Creador a darnos vuelta cuando ve cuánto lo intentamos y que estamos fallando?

Respuesta: El Creador es más sabio que tú. Tú o algún médico inteligente deciden que un niño necesita voltearse a una cierta edad. Y luego todos se arrepienten de sus errores y deciden en algo completamente opuesto: Ellos mismos deben voltearse….

El problema es que no creemos que haya algo que nos mire con mucha dedicación desde Arriba. La Luz superior está justo en frente de la vasija, comenzando del mundo real del Infinito. En el Infinito, la Luz y la vasija se funden en una. Pero cuando la Luz llena la vasija de esta manera, no hay criatura, porque nada la separa de la Luz.

Esta es la forma en la que existe la naturaleza inanimada, vegetativa y animada, el deseo de disfrutar, el cual lleva a cabo automáticamente las órdenes de la Luz, que la llena, sin lugar a duda, como un coche que obedece al conductor sin cuestionarlo.

Pero para crear a una persona, tiene que construirse algo independiente. Y ¿cómo puede ella ser independiente cuando “No existe nadie aparte del Creador?” Y es por eso que el Creador tiene que desaparecer y dejar un espacio vacío. Está vacío porque la criatura no revela al Creador.

Todo permanece como estaba, nosotros estamos en el Mundo del Infinito. Pero hemos perdido el sentimiento de este estado: La Luz se ha ido de nuestro deseo y lo dejó vacío. Y ahora, este deseo debe tomar la forma de la Luz. Y la Luz seguirá regresando y entrando en el deseo mientras que el deseo trabaja en tomar la forma de la Luz.

Y entonces la criatura tomará la forma exacta de la Luz. Al mismo tiempo se mantendrá opuesta a la Luz en su materia, pero será volverá como ésta en sus cualidades. Y este deseo se llamará la criatura, el hombre: Este seremos nosotros.

Todo este círculo, comenzando con el mundo del Infinito hasta nuestro mundo y de regreso al mundo del Infinito, sólo es necesario con el fin de revelarle el Creador al deseo, que será llamado hombre. Estamos en este proceso sólo para descubrir al Creador en relación a nosotros.

(71344 – De la Convención Arvut en la Aravá del 23 de Febrero del 2012, Lección # 2)

Material Relacionado:

No todo lo que sabe amargo es inadecuado para su consumo
Nuestra conexión es más importante
Juntemos todas nuestras fuerzas para cosechar los cultivos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: