¿Filosofía vacía o ciencia práctica?

En el transcurso de muchos años en que he estado explicando el método de la cooperación integral, pongo como ejemplo a nuestro cuerpo físico construido a partir de diferentes órganos. Todos los órganos parecen operar por su cuenta: el corazón, los pulmones, los riñones, o el hígado. Cada uno opera a su propio ritmo y orden y en cada uno existe un programa interno, un software, pero todo está basado en la cooperación.

Aun cuando todos operan en diferentes planos, a un ritmo diferente, con tareas internas totalmente diferentes, todos deben tener una tarea colectiva: mantener a todo el cuerpo en un estado de equilibrio, que depende sólo de la cooperación correcta de cada parte corregida. Una parte corregida es la parte que coopera con todas las otras, y su trabajo interno está dirigido sólo al acuerdo con todas las otras partes del cuerpo.

Nosotros, también, debemos sentirnos como pequeños órganos en un gran cuerpo. La creación de nuestra vasija colectiva de percepción, un nuevo órgano sensorial, depende del hecho de que nadie opere como un cuerpo separado, sino de acuerdo con todas las otras partes del sistema.

¡Entonces todo debe estar dirigido no a nuestro desarrollo individual interno, que en realidad no existe, sino sólo hacia la conexión!

Aún hay muchas personas que vienen con nosotros y estudian de los libros, pero sólo con el fin de saber, de ver lo que está escrito ahí. Pero no están incluidos en trabajo general de conexión y unidad, y entonces no entienden hacia dónde se dirige esto. “Oh, bien, es una ciencia, una teoría, que habla de intercambiar lugares y movimientos en algún espacio imaginario, hacia arriba y hacia abajo, acerca de diferentes conexiones entre cierto tipo de objetos que no me son familiares ¿En dónde están? Es todo bastante abstracto porque en nuestro mundo todo esto no existe ¿Entonces qué debo hacer con esto?”

Esas personas no entienden que tienen que conectarse entre sí, y sólo en la conexión entre ellos comenzarán a ver a través de esos lazos: “¿Dónde están esas partes? ¿Dónde está el nivel de Bina, el dar, el recibir, la restricción del deseo, el elevarse por encima del deseo en la conexión con otros, recibiendo de ellos y otorgándoles?” Hasta que traten de implementar todo esto en la conexión entre ellos, la sabiduría de la Cabalá será una filosofía vacía para ellos, la cual no dice nada.

Entonces lo principal no es estudiar lo que está en los libros, sino anhelar el sentir lo que estudiamos, implementarlo en la vida, en la conexión entre nosotros. De otra manera, como nos dicen los maestros, una persona se “seca”. Ella simplemente no ve los resultados de lo que lee. Por supuesto, existen muchas cosas interesantes aquí, grandes cantidades de información, pero es sólo un estudio abstracto y nada más que eso.

Mientras que el método en sí es muy práctico, y tenemos que implementarlo entre nosotros.

(73628 – De la Convención en Vilna del 23 de Marzo del 2012, Lección 1)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: