Garantes de una cantidad ilimitada

La persona se llena de chispas sagradas espirituales, y la conexión es siempre la santidad, cuando es por el bien de la garantía mutua, de la adhesión con el Creador.

Ahora tenemos que alejarnos un poco de este estado, ya que tenemos que hacer otras cosas, y ya no tenemos el contacto estrecho que conseguimos en la convención a través de nuestros esfuerzos y de la ayuda de Arriba.

Y hoy una vez más, tenemos que buscar este pensamiento común, el sentimiento de comunidad para que podamos mantener y fortalecer nuestra relación a pesar de que hemos retornado a las diversas partes del mundo.

Todos nuestros amigos del mundo entero necesitan sentir cómo seguir fortaleciendo nuestra relación cada día. Esto no debería ser algo accidental que aparece varias veces al año, de una convención a otra. De lo contrario, no obtendremos los resultados deseados.

Por lo tanto, necesitamos menos palabras vacías y más trabajo en cada momento para preservar la conexión alcanzada. Y además, debemos convertir nuestra antigua aspiración por la unidad para llevarla a un estado actual, real. En el momento en que recordamos algo del pasado, nuestro recuerdo no debe ser triste, nostálgico.

Esta tristeza por el pasado tiene que sentirse en el presente y dar lugar a un nuevo estado de mayor conexión entre nosotros. Y aunque mis amigos no estén en contacto físico conmigo, yo siento nuestro verdadero contacto, el contacto interior: el mismo sentimiento, la misma naturaleza, pero con una fuerza aún mayor que antes.

Y lo más importante, ahora debemos añadir a la conexión que teníamos, nuestra responsabilidad mutua para mantener y seguir incrementando esta conexión. Esta responsabilidad hacia los demás se llama garantía mutua. De esta manera seguimos garantizándonos más y más el uno al otro, como si estuviéramos firmando mayores garantías cada día.

¡Les garantizamos a los demás que superaremos todos los obstáculos de tiempo, movimiento y espacio, y que nos olvidamos de esa fuerza especial que opera en nosotros! No hace falta nada más: sólo para mantener la unidad alcanzada en las nuevas condiciones difíciles. Y entendemos que para ello necesitamos seguir aumentando  constantemente su protección y nuestra garantía mutua, nuestra conexión, y sólo esto nos permitirá elevarnos.

Después de todo, la única diferencia entre todos los grados de ascenso, es sólo una realización más detallada de cada nuevo grado. Cada grado más alto es mayor que el anterior, porque yo considero más elementos de otorgamiento, de conexión y de garantía mutua que antes. Por lo tanto tenemos que evaluar lo que hemos alcanzado hoy en relación con lo que tuvimos ayer.

Parece ser la misma sensación, el mismo estado, los mismos amigos, pero reconozco más detalles y comprendo mejor cuanto necesito tener la garantía y el apoyo mutuo, que otros me apoyen, y que yo los apoye. El aumento en el número y la importancia de todos los detalles es una buena señal, que demuestra que realmente hemos crecido.

Nosotros debemos distinguir con mucha precisión una simple nostalgia de construir nuevos estados avanzados sobre el fundamento del pasado estado.

(71182 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/28/12, Shamati # 25)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: