“Hasta el día en que las debilidades y las sombras huyan…”

Imaginemos que hay una puerta que se abre y se cierra automáticamente cuando la persona se acerca. Esta puerta comprueba la deficiencia de la persona, y si no es suficiente, no se le permite entrar.

Todo está listo para la comida y el anfitrión está esperando a los huéspedes. Pero Él está esperándolos de acuerdo al deseo de unirse de ellos, sólo si ellos quieren unirse con Él. Esto se comprueba de acuerdo a la disponibilidad que tienen ellos de conectarse entre sí, para que la conexión sea realmente con la intención de hacerlo con el fin de otorgar.

Si tú tienes el verdadero anhelo y deficiencia, se te permite entrar. Aquí no puede haber dos niveles. El primero es cuando la persona tiene éxito, pero aun no ha desarrollado el apetito suficiente, el suficiente deseo por la comida, lo que significa un deseo y anhelo por disfrutar de otorgar al Creador.

El invitado mismo deja de recibir algo, porque él mismo se ha restringido. Primero tenemos que alcanzar la altura de ese invitado que se avergüenza de recibir la comida de forma gratuita del anfitrión. Él está listo para recibir esto si es capaz de convertir su vergüenza en honor, y él lo hará por el anfitrión. Entonces, utiliza felizmente todos sus deseos y atributos, porque él puede otorgar.

Así, el invitado alegremente descubre que tiene un gran apetito, junto con la necesidad de utilizarlo correctamente: disfrutar de los refrescos para provocar el placer del anfitrión.

Si la persona avanza correctamente y constantemente busca apoyo para eso, ella necesita la Luz que Reforma. Comienza a pensar: ¿Cómo es posible evocar la Luz? ¿De qué manera? Es sólo por medio de la oración de muchos, junto con los amigos. Esta es la forma en que ellos avanzan.

Pero en cada paso del camino hay problemas. El deseo adicional de recibir que debe darse a conocer en cada nuevo nivel requiere corrección. En cada nivel hay una necesidad de corrección, porque no es un cambio menor del deseo, sino un ascenso a un nuevo grado. Cada cambio menor requiere que trasciendan los diez niveles de desarrollo, las diez Sefirot juntas.

Así que, la persona debe repetir todas las acciones que ella realizó en el nivel anterior. Si  entre tanto ella no siente ninguna diferencia significativa entre los niveles, entonces piensa que está repitiendo los mismos estados. ¿Y por cuánto tiempo puedes hacerlo? Estás cansado de repetir lo mismo una y otra vez.

Ella quiere ver algún progreso, aunque haya una cierta retirada. Al igual que en una rueda que gira, ella todavía quiere sentir el movimiento hacia adelante. Si no lo ve, hay un problema.

Puede ser que ella no vea el avance dentro de sí, pero lo ve en los demás y debe estar feliz por eso. Sin embargo, su ego corrupto no deja que se alegre por el éxito de los demás. Ella aun no está libre de su propio interés.

Está cubierta por una sombra, y que deja de sentir algún avance. En tales condiciones, ella pierde el apetito por la comida. De repente, pierde su poder y comienza a criticar todas sus cuentas anteriores, y a verlos como poco serios y poco realistas.

Con respecto a la realidad en la que ella se encuentra, la realidad de este mundo, nada le parece lo suficientemente serio, ni lo suficientemente sólido. Otras personas afrontan cosas que son comprensibles, que les traen beneficios reales que tú puedes realmente sentir y depositar en el banco, puedes llevar el salario diario de la familia en la noche y que puedes estar orgulloso de haber tenido éxito.

¡Pero aquí no hay nada, todo desaparece, al igual que el agua se filtra a través de la arena! Y no hay nadie a quien puedas culpar. Esto se llama una sombra.

Por lo tanto, muchos héroes caen en esta batalla. A menudo oímos de esos casos en grupos diferentes. Por un lado, hay que sentir pena por estas personas, así como de alguien que muere, porque nosotros sentimos que murieron. Pero por otro lado, en el futuro se unirán a la corrección, porque “el distante no será rechazado”, y “todo vuelve a su raíz”.

No depende de nosotros. Lo único que podemos hacer es tratar de crecer fortalecidos, construir apoyos correctos y las “barandas” correctas que nos apoyen, y poner “policías y guardias”. Si entendemos que la sombra llega a fin de que seamos más fuertes, porque sólo en el ocultamiento es posible descubrir el deseo adicional necesario para la revelación, entonces entendemos que no hay otra opción y que tenemos que seguir adelante.

(72997 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/18/12, Shamati # Ocho)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta