La diferencia fundamental de una nueva vida

La diferencia fundamental de la nueva vida que tenemos que construir ahora, es el hecho de que en el pasado avanzamos de forma instintiva porque éramos gobernados sólo por la fuerza de recepción. Yo estaba buscando cómo recibir más en cualquier lugar.

Y ahora tengo que desarrollar un enfoque que me muestre la mayor empatía posible por los demás, conectarme, completarlos, unirme con ellos. Entonces, las dos fuerzas comenzarán a trabajar juntas dentro de mí: la que estoy desarrollando ahora, la cual es la fuerza de otorgamiento, conexión, participación mutua, y amor, y la antigua fuerza de recepción dentro de mí.

La fuerza de recepción no muere. No permanece igual, sino que continúa creciendo y desarrollándose junto con la fuerza de otorgamiento. Ahora esas dos fuerzas se completan la una a la otra en el grado humano, y esto me da más espacio para la creatividad.

Este desarrollo ya no es a ciegas; ya no me muevo en la dirección hacia la que me empuja el egoísmo, cuando obedientemente corro tras cada anzuelo, apresurándome en todas las direcciones. Ahora, me estoy desarrollando con entendimiento y sensación, evaluando conscientemente y de forma crítica lo que está sucediendo. Hago correcciones al combinar esas dos fuerzas, complementándolas mutuamente, y reuniéndolas para llegar todo el tiempo a un estado más equilibrado.

Hay equilibrio en cada átomo, molécula, u organismo viviente. Después, encima de este equilibrio, descubrimos un deseo adicional y logramos un equilibrio a un nivel mayor. Así, evolucionamos de un estado perfecto a un estado más perfecto. Este es el proceso por el que tenemos que pasar.

El principal objetivo de este proceso es desarrollar nuestra conciencia: ¿Para qué y en qué sistema existimos realmente? Después, al penetrar en las profundidades de nuestra naturaleza al equilibrar nuestras dos fuerzas internas, comenzamos a sentir los estratos ocultos, las fuerzas, los espacios inaccesibles para nosotros ahora.

Entonces, entraremos al sistema de fuerzas que están por encima del tiempo, del espacio, y del movimiento. Llegaremos a comprensión y al llenado en nuestras sensaciones y mente, que no tienen ninguna conexión con la existencia de nuestro cuerpo. Después de todo, esto tiene lugar sólo en el alcance espiritual, en la nueva conciencia que obtenemos. Nuestro cuerpo es sólo un portador de las fuerzas iniciales instintivas, necesarias para llegar al grado humano.

Es por eso que debemos apreciar este periodo de esos estados de transición, entendiendo cuán únicos son nuestro tiempo y condiciones. Nos hemos acercado al momento de nuestro nacimiento como seres humanos, Adam, “similar” a la Naturaleza. Tenemos ante nosotros un desarrollo agradable y amable que incluye entendimiento y alcance personal, el cual nos lleva a una vida maravillosa sin ninguna restricción.

(72071 – Del Kab.tv de “Una nueva vida”, episodio 12, 10 de enero del 2012).

Material Relacionado:

Estamos enfrentando una gran confusión
El mundo a través del prisma del entorno
Enseñando a cuidar del mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: