La esperanza de la convención europea

La próxima convención europea es una gran esperanza de conexión y de ser capaces de sentir la revelación del Creador en la conexión entre nosotros, la revelación del mundo espiritual. Primero, la Luz que Reforma, que opera en nosotros, nos conectará y sentiremos la adhesión entre nosotros, la cual alcanzamos para traer contento al Creador. Entonces de acuerdo a la equivalencia de forma, será revelada en nosotros y sentiremos que “Israel (aquellos que anhelan la Torá), la Torá (la Luz que Reforma), y el Creador, son uno”.

Anhelamos la unión de todas las almas en una sola alma que está llena con la Luz superior, sentirla, descubrirla y vivir en ella, primero solo nosotros porque ya tenemos el deseo por ello, y después ayudar a todo el mundo a alcanzarla. Eventualmente todo lo que es revelado en nuestro mundo, todo el sufrimiento, las crisis y problemas, no son más que las fuerzas que apresuran el desarrollo de la humanidad hacia este estado perfecto.

Por lo tanto, cuando anhelamos este estado perfecto, queremos lograr dos metas: amor del Creador y amor de la humanidad. Queremos otorgar toda la bondad que logramos mediante nuestro trabajo y nuestro alcance tanto a la humanidad como al Creador. Después de todo, estamos en el tercio medio de Tifferet que no tiene nada y no quiere nada para sí mismo, Jafetz Jessed. Sólo disfrutamos al traerle placer a la humanidad y a través de ello, a través de toda esta alma general, al Creador.

Esta es la vasija que tenemos que preparar. Este es el estado al que tenemos que llegar. Por lo tanto, mientras leemos El Zóhar, queremos acercarnos a ello ¡Vamos a pensar en ello!

Si la persona imagina el próximo estado al que quiere llegar, esto es ya una plegaria. Después de todo, no sé dónde está el Creador, cómo elevar una petición hacia Él, MAN, a través de quién pasa, qué significa realmente este MAN, o qué deseos son estos. Así es en nuestras vidas: Si queremos algo, imaginamos que ya lo tenemos, y anhelamos esta representación imaginaria en la que estamos en el estado deseado.

Ellos dicen que si quieres ser delgado, no hagas dieta, no escuches consejos, y no tomes píldoras dietéticas o te ejercites, etc. nada ayudará. Sólo el pensamiento constante de que ya eres delgado. Entonces verás que ya no sientes hambre y realmente perderás peso.

Es realmente así, y es igual con todo: tú debes imaginar que ya te encuentras en el estado futuro y que realmente avanzarás hacia él. El anhelo que está dirigido a la meta te llevará allí.

Es lo mismo con nosotros. Entonces imaginemos que realmente estamos en el buen estado. No hay necesidad de evocar ninguna deficiencia, problemas, y preocupaciones, sino sólo anhelar todo este estado, y tratar tan fuertemente como podamos de ayudarnos para alcanzar eso en realidad.

(73047 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de Marzo del 2012, El Zóhar)

Material Relacionado:

Consolidando el núcleo de conexión global
La meta de la unión entre nosotros
La audacia de una oración

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta