La humanidad como un sistema integral

Podemos hablar largamente acerca de nuestra interconexión, que en tiempos recientes nos obliga a hacer contacto uno con otro a nivel emocional. Necesitamos comenzar a conectarnos uno con otro no sólo de acuerdo con leyes ecológicas, procesos de manufactura, el sistema bancario, formación mutua, y servicios de salud, sino personalmente. En correspondencia, todas las naciones necesitan ocuparse de las buenas relaciones entre sí.

En el proceso de evolución de la naturaleza, el desarrollo pasó por los niveles inanimado, vegetativo, y animado antes de llegar al nivel de hombre. La civilización humana se desarrolló a través de las mismas etapas también, llevándonos al punto en que estamos comenzando a adquirir la imagen del hombre. Precisamente este estado es llamado Adam, Humano.

Y aquí surge una pregunta: ¿Cómo lograremos esto? Es imposible existir de otra manera ya que nuestro desarrollo a futuro requiere de una buena relación mutua, y sin esta, no seremos capaces de corregir las leyes de la economía, la industria, y el comercio. El mundo está en un callejón sin salida, confundido; no entiende lo que tiene que hacer ahora. Las personas han perdido su interconexión completamente porque en nuestro tiempo es una conexión de corazón, con el alma la que se exige de nosotros, algo que nunca ha existido entre nosotros.

Ya sea que nos despreciáramos entre nosotros, intercambiáramos bienes, o colaboráramos a falta de otra opción en la fabricación y comercio. Pero no se requería que un individuo o un gobierno tuvieran una buena relación con su socio. Sin embargo, ahora se requiere que nosotros apliquemos esfuerzos internos, sicológicos en relación a un extraño, y nuestro desarrollo consiste justo de eso.

Podemos sentir que sin tales relaciones, no podemos existir correctamente, incluso en nuestro hogar. Si comparto un apartamento con algunas personas, encontramos una manera de llevarnos bien siempre y cuando cada uno de nosotros tenga su propio espacio. Pero ahora, somos tan dependientes el uno del otro, cada uno depende de todos,  que sin las relaciones correctas entre nosotros, nuestra vida simplemente se vuelve horrible.

Por lo tanto es necesario que lleguemos a un acuerdo, y este acuerdo es llamado garantía mutua. En otras palabras, nuestras relaciones necesitan ser de tal manera que cada uno sienta que su vida depende de otros. Así es como los soldados de una misma unidad saben que su vida depende de todos los demás, y si cada uno no apoya y cuida del resto, todos perderán.

Tales sistemas de dependencia mutua existen en la naturaleza y en la tecnología: son llamados sistemas integrales y análogos. Dentro de ellos, todas las partes están tan interconectadas que si alguna pieza falla, todo el mecanismo deja de funcionar. Evidentemente, al desarrollarse la sociedad humana, hemos crecido hasta el punto de llegar a este tipo de conexión.

(67975 – Del Kab.tv de “Una nueva vida”, episodio 5 del 2 de Enero del 2012)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta