Lágrimas de alegría

Pregunta: Cuando hablamos de sentimientos, inmediatamente nos imaginamos una persona emotiva, abierta a todos. Por un lado, esto puede ser estimulado. Por otro lado, es posible cambiar el enfoque de la persona para que él o ella no lleguen a ser tan emocionales. ¿Cuál debería ser el grado óptimo de emotividad en los grupos de educación integral? ¿Hay lugar para las lágrimas?

Respuesta: ¡Por supuesto! Vemos cómo los hombres adultos lloran bajo la influencia del grupo, la persona de repente tiene esos sentimientos que no es capaz de controlarlos. Y realmente no siente ninguna necesidad particular de hacerlo.

Por supuesto, hay ciertos factores que limitan. Pero, en general, en realidad llegan a las lágrimas, lágrimas de alegría y liberación, a diversas expresiones de energía positiva. Esto es natural. Por supuesto, este es un proceso muy emotivo.

Después de todo, las emociones son nuestra esencia. Y la mente sólo está destinada a conducirlas ya sea para la supresión de ellas, como lo hacemos en la vida, o por el contrario, para usarlas en nuestro beneficio, que es lo que estamos tratando de lograr en la educación integral.

(70104 – De la “Charla sobre educación integral” # 9 del 15 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

¿Con quiénes debemos realizar nuestro ataque?
El futuro está en la integración
¿Cuántas horas trabajaste para tu alma?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: