Obligados a amar

Pregunta: ¿Qué debo hacer con el odio hacia los amigos que manifiesto en el camino espiritual?

Respuesta: Aprender de los autores del Libro del Zóhar. Reunirse a fin de “participar en la Torá” es decir, descubrir al Creador, al principio ellos sienten odio los unos hacia los otros. Este fue el resultado del gran trabajo de conexión que hicieron previamente. Cada vez les fue revelado un nuevo estado, un nuevo deseo de recibir, una nueva Reshimo (el gen informativo), y todos lo sintieron como corrupto: “odio a los demás y me amo a mi mismo, quiero todo para mí”.

Esta es la preparación correcta: la revelación de nuevas condiciones que tengo que corregir ahora. Primero descubro la corrupción y luego trabajo en la corrección, para lo cual necesito la Torá. Ella dice: “he creado la inclinación al mal, y creé la Torá como una especia”. Cuando la inclinación al mal es revelada, puedo ir a la Torá para obtener ayuda.

Si no descubres el mal desde el principio, tampoco alcanzarás la Torá. En este caso no aprendes el método de la corrección, sino la teoría. La “Torá” es la Luz que Reforma que atraes de los escritos de los cabalistas hasta el punto en que descubres el mal dentro de ti y sufres porque no lo deseas. Esto es así porque anhelas el otorgamiento y el mal que se te revela te molesta al no permitirte alcanzarlo. No es que te traiga desgracias o mala suerte en esta vida; te impide alcanzar el otorgamiento en particular.

Así que la preparación para la lección es lo más importante, como Baal HaSulam escribe en la “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”, ítem 17. Así es cómo uno debe abordar el estudio. Donde sea que la gente estudie, tú puedes comprobar: ¿ellos alcanzan el reconocimiento del mal? ¿Ellos no sólo se dan golpes de pecho y se confiesan, sino que realmente descuben la maldad en ellos?

La persona no descubre esto con respecto a sus vecinos, colegas o miembros de su familia, sino sólo en relación con los amigos, cuando los odia en lugar de amarlos. Ella intenta conectarse con ellos con todo su corazón, con toda su fuerza, pero no puede. En cambio, siente cuan odioso y repulsivo es el solo pensar en eso.

No existe mayor rechazo y desaprobación: después de todo, es como si estuvieras siendo obligado a amar. Esto alcanza sensaciones muy complejas. Y es entonces cuando debes comprometerte con la Torá, es decir, con el método de corrección.

(72541 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 13 de Marzo del 2012, “Introducción al TES”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: