Un egoísmo fulminante

Pregunta: Cuando las personas se unen en pos de una meta común en un cierto grupo y alguien se rehúsa a jugar el juego común, es necesario retirarlo o forzarlo a trabajar junto con el equipo.

Estamos creando grupos de educación integral donde las personas realizan cosas muy importantes: Estudian integración y la aplican en la práctica. Pero en tales grupos, puede haber una persona que no sólo se rehúse a jugar este juego, sino que por alguna razón obstaculiza o incluso destruye el proceso.

Respuesta: Reunimos a las personas en grupos clasificándolas en tipos de persona. Hay personas para las cuales es difícil aceptar el método integral y la unificación y entender que la comunidad es donde revelamos el próximo nivel de existencia por encima del cuerpo corpóreo: un deseo común, pensamientos comunes.

Tenemos que poner a esas personas en grupos separados, donde les “inyectemos” todo este conocimiento en el transcurso de meses o tal vez incluso de años. Con mucho cuidado, aplicamos métodos de educación, mostrando la necesidad por la unidad usando los ejemplos de animales, personas, estructuras sociales, sociedad, etc., hasta que comiencen a escuchar que esto se aplica a ellos.

Esas personas necesitan tiempo. No deben ser presionadas o expulsadas del juego porque toda la humanidad tiene que desarrollarse hasta este punto. Si ellas tienen un deseo por algo (esas personas usualmente son atraídas hacia el entendimiento, hacia la sistematización del conocimiento), necesitan que se les dé la oportunidad de “cocinarse” en ello, hasta que muy gradualmente la sociedad a su alrededor, el tiempo, así como el material las afecte. No hay nada más que pueda hacerse. La práctica nos muestra que algunas veces el resultado puede llegar sólo después de muchos años.

Esas personas estudian, pueden escribir, hablar de integración, impartir lecciones, y organizar grupos, pero su naturaleza está en un estado tan profundamente fulminado por el egoísmo que no entienden que no están dentro de esto.

Pregunta: ¿Cómo le ofrece usted a esa persona que se pasen a otro grupo? ¿Y quién lo hará?

Respuesta: Desde el principio clasificamos a las personas como lo consideramos necesario. Creo que tú también construyes tus grupos de psicología de acuerdo a ciertos criterios. No puede hacerse de otra forma, de otra manera los participantes se estorbarán entre sí. Y queremos que todos tengan éxito. Los grupos son clasificados de acuerdo a cierta similitud entre ellos. Así que aquí usamos el mismo criterio de similitud.

(71545 – De la “Charla sobre educación integral” # 11 del 16 de Diciembre del 2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta