Un invernadero para la humanidad

El un futuro cercano, la humanidad eliminará todo tipos de trabajos innecesarios excepto aquellos que se necesitan para proveer todo lo que se requiere para una vida normal y racional. La persona tendrá que trabajar dos o tres horas diarias y el resto del tiempo estará libre.

En esas horas las personas no estarán simplemente libres del trabajo sino que tendrán que crear un entorno que influya a todos los demás. Y cada uno de ellos tendrá un efecto en los otros para que cualquier persona esté bajo una influencia correcta de muchos tipos de entornos que faciliten su crecimiento futuro.

Este proceso es similar a la forma en la que las frutas y los vegetales crecen en un invernadero. Se proveen distintas condiciones en sucesión y en combinaciones específicas, y debido a aquello, crecen generosamente y nosotros recibimos una fruta dulce, excelente para todos los gustos. Tenemos que hacer lo mismo con nosotros y con nuestros niños. Este trabajo llegará a ser la ocupación principal de la persona que vive en la nueva era.

Existe una razón por la cual consideramos la presente crisis no como una tragedia sino como un fenómeno positivo, el nacimiento de una nueva sociedad, de una nueva humanidad, en la cual empezamos a prepararnos para la siguiente etapa de unificación y realización de todas las posibilidades que cada uno de nosotros tiene.

De esta manera, estamos progresando hacia la conexión y el entendimiento mutuo y es como si creáramos de la humanidad entera una imagen de un hombre, todas las partes de aquel, se complementan armoniosamente unas a otras y crean una entidad única.

En esta única humanidad que creamos, revelamos una fuerza que nos da la sensación de que cada uno de nosotros ya no vive más en una sensación individual interna sino en una percepción común de este todo unificado. La persona vive su propia vida pero a la vez, siente las vidas de todos los demás que ahora han llegado a estar tan cerca de ella que los entiende, los siente y está incluida en ellos.

Resulta que ya no vivo más la vida de una persona simple y pequeña, sino que mi vida está entrelazada  con la respiración y la vida de la humanidad entera. Desde el estado de un pequeño y débil individuo empiezo a ascender hacia el estado más exaltado de la naturaleza. Es así como percibimos la vida desde este nuevo nivel “hablante” que pertenece al grado del Hombre.

Nuestra psicología, la actitud hacia la vida, y la visión del mundo cambiarán desde la mezquina y egoísta perspectiva personal hacia una percepción amplia y global. Y a través del prisma de toda la humanidad, como a través de nuevos lentes, empezaré a ver un nuevo mundo.

Yo empiezo a verlo de forma diferente y a revelar dentro de él una vida que depende no sólo de los deseos de mi cuerpo, sino de todas las personas en el mundo. Y entonces me elevo hacia una sensación de vida más allá de mi cuerpo. De esta manera, a través de ascensos psicológicos alcanzamos un estado especial.

Todo el proceso que tenemos que atravesar puede dividirse en dos partes. La primera parte es el camino que estuvimos viajando hasta el momento. A lo largo de toda su duración, nos desarrollamos sin utilizar mucho nuestro entorno. E incluso tuvimos que recurrir a su ayuda, esto fue sólo en raras ocasiones.

Hoy en día estamos en una crisis que de forma justificada se llama global e integral. Ahora sentimos que no tenemos una elección, y que a través del uso del entorno tenemos que desarrollarnos en una dirección mediante la cual toda la humanidad llega a ser global e integral, uniéndonos como un hombre con un corazón. Esto se puede lograr con la ayuda de un entorno correspondiente.

Esta es la vida del grado “humano” que empieza después de la existencia del nivel animado en el cual estábamos viviendo por voluntad del azar. Y ahora empezamos a guiar nuestro desarrollo en una dirección específica con el fin de recibir del invernadero una maravillosa fruta en toda su perfección.

Debido a este estudio sabremos cómo organizar nuestro entorno y a través de él formarnos y formar a toda la humanidad. Es por esto que el tema de “entorno como factor determinante de un buen futuro para la humanidad”, es lo más importante en el estudio y actividades prácticas en este curso. Espero que este programa educativo sea aceptado en todo el mundo. Este nos guiará hacia una buena vida  y dará un fruto maravilloso.

(66730 – Del Kab.tv de “Una nueva vida”, episodio 3 del 29 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Una nueva profesión “humanos”
La respiración espiritual: ascensos y descensos
El humano que acelera

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta